Amancio Ortega se ha convertido en el nuevo ‘señor’ del ladrillo en España. En los últimos años ha logrado generar un imperio inmobiliario que vale ya más de 15.163 millones de euros. Es decir, más que lo acumulado por las dos grandes del Ibex: Merlin Properties y Colonial, que acumulan algo más de 12.700 millones y 12.200 millones, respectivamente. 

Noticias relacionadas

Se trata de una cartera de edificios cimentada durante los últimos años gracias a la inversión de los dividendos obtenidos por Ortega de Inditex, la joya de la corona de su brazo inversor encabezado por Pontegadea y Partler.

A través de estas dos sociedades también tiene algunas apuestas en otras compañías como Enagás, en donde ostenta un 5% y en Telxius, donde tiene ya el 9,99%.

Invertir los dividendos 

Pero, ¿cómo ha llegado a acumular el patrimonio inmobiliario que ostenta? Básicamente a través de una política de inversión de los réditos obtenidos de las empresas en las que invierte; pero también de una gestión de activos que le ha permitido hacerse con edificios de oficinas y locales en ciudades y zonas prime. 

Basta con mirar las últimas compras que ha hecho el presidente de Inditex a través del Grupo Pontegadea. Sólo el año pasado compró inmuebles por valor de 2.065 millones de euros. La mayor parte en Estados Unidos, entre los que destacan los complejos Troy Block y Arbor Blocks en Seattle, donde están las oficinas de Facebook. 

Además también compró el 815 de Connecticut Avenue en Washington; y en Reino Unido compró The Post Building, que alberga la sede de la consultora McKinsey. El importe total de la transacción alcanzó los 700 millones de euros. 

No son las únicas adquisiciones sonadas que ha hecho el dueño de Inditex en los últimos años. Los analistas de Pontegadea han puesto sus ojos sobre aquellas ciudades europeas y estadounidenses con mayor potencial en el mercado de locales y oficinas. Así, además de las ya mencionadas, Ortega también ha puesto sus ojos en Madrid, París, Barcelona, Milán o Nueva York. 

Otros locales

Así, por ejemplo, es casero de Primark en la Gran Vía de Madrid; y ostenta también la propiedad de la Torre Picasso. En la ciudad Condal es el dueño del local en el que Apple tiene una de sus tiendas en el Paseo de Gracia, que compró en 2012 por unos 80 millones de euros. 

Dentro de la cartera inmobiliaria de Amancio Ortega también se encuentran muchos de los edificios en los que Inditex tiene algunas de sus tiendas. Esto hace que el propio grupo abone a su propietario los alquileres por los mismos. 

Precisamente la política de compra de locales en zonas prime, en los que además de Inditex también como inquilinos a H&M, Primark, Apple y otras muchas marcas, puede pasarle factura durante el ejercicio 2020. 

El grupo ya avisa de que aunque no se han detectado “efectos adversos significativos por el Covid-19”, éste sí que podría afectar potencialmente a ingresos por arrendamientos y dividendos. De hecho, el primer tijeretazo se dejará sentir en Pontegadea con el recorte de dividendo anunciado por Inditex que este año repartirá un pago de 0,35 euros por acción.