Se avecinan 'nubarrones' en el mercado eléctrico europeo. El mercado de futuros en España, el OMIP, marca precios por encima de los 100 euros/MWh para 2022. No ayuda el nuevo récord histórico del precio del CO2, que ya ha alcanzado los 67 euros/Tn, ni el retraso, una vez más, de la puesta en marcha del gasoducto NordStream 2 que une Rusia y Alemania.

Noticias relacionadas

Una decisión de la Agencia Federal de Redes de Alemania que ha provocado que el precio del gas se haya disparado un 14% en el mercado de referencia europeo, el TTF holandés, en tan solo un día. Y ya se negoció el día anterior en 81,3 euros/MWh, un 7,6% más en comparación diaria.

No es la primera vez que sufre una volatilidad igual. Hace una semana, el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, amenazó con cortar el tránsito de gas hacia los países de la UE.

Una situación que revirtió horas después cuando el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció que iba a seguir suministrado gas a Europa pese a esas amenazas. 

"Sin embargo, solo están llegando 280 metros cúbicos al día de gas ruso a Europa, muy lejos de los 370 m3/día de lo que enviaba el año pasado por estas fechas", explica la consultora especializada en energía Antuko Energy.

"A la falta de gas ruso, se le junta el parón o descenso muy importante de los flujos noruegos, que de estar bombeando a Europa unos 347 m3/día, ahora han bajado hasta los 285 m3/día". 

El mercado del gas es muy sensible a estos cambios y sus fluctuaciones son consecuencia de un estudio exhaustivo de lo que ocurre en ambos países. La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, aseguraba, tras conocer la noticia, que para los mercados de gas "no es una buena noticia".

Nuevo récord de CO2

Los precios, durante el mes de octubre y parte de noviembre, se habían estabilizado alrededor de los 60 euros/Tn, pero "la llegada del frío y los precios altos del gas van a empujar a encender las centrales térmicas de carbón y, por lo tanto, se van a necesitar más derechos de emisión", añade la consultora Antuko.

Por su parte, la consultora especializada en compra y venta de derechos de CO2 Vertis explica en su análisis que "los meteorólogos están impulsando el repunte en el mix energético a medida que agregan cada vez más pronósticos meteorológicos alcistas. El pronóstico del fin de semana mostró que Europa va a tener su primera ola de frío a partir de esta semana, con Italia, Francia, España y Alemania más frías de lo habitual".

A eso se le añade que el índice de referencia subió por primera vez en el contexto del pujante mercado europeo del gas después de que Gazprom se abstuviera de distribuir capacidad adicional a los gasoductos ucranianos durante el próximo mes.

Pero, para Antuko, "la explicación del frío está traída por los pelos" porque, en su opinión, "es más por cuestiones técnicas, de traders que hacen operaciones de cobertura, y eso empujará el precio de la tonelada de CO2 a los 70 euros".

La electricidad, a más de 100 euros

Esta combinación, la incertidumbre con el gas ruso y la llegada del invierno empujan al alza los mercados de futuros de electricidad. Y, probablemente, también se traslade en los próximos días al mercado diario, el 'pool', superando los 200 euros/MWh como a principios de octubre. 

"Para Q2, Q3 y Q4, el precio mayorista se sitúa entre los 102 y 104 euros/MWh, pero para Cal22, sube hasta los 121 euros/MWh, así como para Cal23, que también sube hasta los 72,75 euros/MWh", concluye Antuko.

Aun así, el Gobierno sigue afirmando que cumplirá el compromiso del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de que el recibo de la luz de 2021 estará en línea con el de 2018, descontado el IPC.

Una afirmación que no comparte la asociación de consumidores Facua, quien asegura que la factura de la luz debería bajar más de un 60% en lo que queda de año para cumplir la promesa del Gobierno.

En concreto, el recibo eléctrico del usuario medio acumula en lo que va de año una subida del 12,5% frente a 2018, situándose en una media de 86,80 euros, frente a los 77,18 euros de hace tres años, según los cálculos de la asociación.

En los últimos tres meses, los consumidores han sufrido los recibos más caros de la historia de forma consecutiva. Hasta el pasado agosto, cuando la factura del usuario medio ascendió a 93,10 euros, el recibo más caro de la historia había sido el del primer trimestre de 2012, con 88,66 euros mensuales -con el IVA al 18%-. El pasado mes de septiembre, se situó en 102,71 euros y, en octubre, en 120,68 euros.

En la primera quincena de noviembre, la evolución de la tarifa regulada -el denominado PVPC- arroja una factura mensual de 102,35 euros, un 49,4% por encima de los 68,50 euros del mismo mes del año pasado.