El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha participado en Gijón en la presentación del Plan industrial de descarbonización de la multinacional siderúrgica ArcelorMittal, que incluye la construcción de un horno híbrido que permitirá que Asturias y España lideren nivel mundial la descarbonización de la producción de acero.

Noticias relacionadas

El grupo siderúrgico ha suscrito un Memorando de Entendimiento (MoU) con el Gobierno español que contempla la inversión de 1.000 millones de euros en tecnologías de descarbonización en su planta de Gijón. Esto permitirá en 2025 convertir las instalaciones de Sestao en la primera acería mundial a gran escala con cero emisiones.

Las inversiones previstas reducirán las emisiones de CO2 en las operaciones españolas de ArcelorMittal en hasta 4,8 millones de toneladas en cinco años, lo que representa aproximadamente el 50% de las emisiones.

Apuesta del Gobierno

Se trata de un proyecto de inversión público privada en el que participan empresa privada, Gobierno de Asturias y Gobierno de España. Supone un paso fundamental en la consolidación de capacidades productivas para la fabricación de acero con tecnologías más sostenibles, lo que contribuirá al proceso de descarbonización de este sector electrointensivo.

“Estamos aquí para decir que empresa, territorio y gobiernos, nos comprometemos con la industria del acero en Asturias, con la recuperación y modernización de la industria y la economía asturiana. Que es lo mismo que comprometerse con la recuperación y modernización de la industria y la economía española”, ha dicho el presidente.

Para el Gobierno, la transición hacia una economía descarbonizada es un objetivo esencial, y reconoce los retos industriales, tecnológicos y regulatorios que esta transición representa para la industria española, así como las oportunidades que ofrece, en términos de innovación y mejora de la competitividad.

El Gobierno apuesta por la industria española. Y no habrá mejor garantía para alcanzar esa fortaleza que potenciar su competitividad, incorporando dos vectores  transformadores cruciales como son la digitalización y la sostenibilidad”, ha señalado.

Encuentro entre Acerinox y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Acero sostenible

El acuerdo, firmado en un acto en Gijón, al que asistieron el presidente ejecutivo de ArcelorMittal, Lakshmi Mittal, el consejero delegado Aditya Mittal y el presidente Pedro Sánchez, establece el compromiso en la transición hacia una industria del acero descarbonizado.

Para ello la compañía introducirá nuevos procesos de fabricación para reducir considerablemente las emisiones de CO2, además de intensificar aún más sus capacidades de I+D en España para respaldar los nuevos proyectos y los requisitos de innovación.

De su lado, el Gobierno de España impulsará reformas e inversiones para apoyar el desarrollo y crecimiento de un sector industrial fuerte, más competitivo y sostenible. También se esforzará por proporcionar el máximo apoyo financiero al proyecto, en línea con la legislación española y la normativa de la Unión Europea.

A este respecto, ArcelorMittal confía en que este apoyo cubrirá al menos la mitad de los costes adicionales para permitir que sus plantas sigan siendo competitivas, al tiempo que la empresa acelera su programa de descarbonización.

Como epicentro del plan, está la construcción en Gijón de una planta directa de mineral de hierro (DRI) con hidrógeno verde, que contará con una capacidad de producción de 2,3 millones de toneladas anuales, complementada con un horno eléctrico híbrido de 1,1 millones de toneladas de capacidad.

En este sentido, la planta de Gijón pasará de un proceso siderúrgico basado en la ruta de horno alto y convertidor BOD a otro basado en la ruta de DRI y acería eléctrica, con una huella de carbono significativamente menor. Ambas instalaciones entrarán en producción antes de final de 2025.

Hidrógeno verde

Además, la planta de DRI, primera de estas características en España, en el futuro usará hidrógeno verde para reducir mineral de hierro, mientras que el horno eléctrico se alimentará de electricidad procedente de fuentes de energía renovable.

Un plan en el que jugará un papel fundamental el apoyo de los gobiernos nacional y regional, de cara a acceder a hidrógeno verde suministrado a través de un consorcio de empresas que colaborarán en la construcción de la infraestructura necesaria para producirlo en la Península Ibérica mediante electrólisis solar y transportarlo por tuberías.

A mayores, la planta de DRI de Gijón también abastecerá a la planta de la empresa de ArcelorMittal en Sestao, cuyo proceso productivo se basa ya íntegramente en la ruta de horno eléctrico. Con una producción anual de 1,6 millones de toneladas de acero, se convertirá en la primera del mundo en cero emisiones en el conjunto de su proceso productivo.

ArcelorMittal, en este caso, invertirá 50 millones de euros en su planta de Sestao, destinados a introducir las tecnologías emergentes claves necesarias para ese objetivo de reducir a cero las emisiones de carbono.

"La construcción de la nueva planta de DRI de hidrógeno verde en Gijón nos permitirá reducir a la mitad las emisiones de nuestras operaciones en España", ha indicado el consejero delegado de la multinacional, Aditya Mittal.

"también dará como resultado la primera planta de acero con cero emisiones de carbono a gran escala del mundo en Sestao", ha añadido.

También ha destacado los planes claramente definidos del Gobierno para la transición del país a una economía descarbonizada y el progreso en la creación de la infraestructura energética necesaria para la economía verde.

De su lado, la ministra española de Industria, Reyes Maroto, ha señalado que el Gobierno de España y ArcelorMittal "coinciden plenamente en que la transición hacia una economía descarbonizada es un objetivo fundamental para España".

Ha reconocido los retos industriales, tecnológicos y regulatorios que esta transición supone para la industria española, así como las oportunidades que ofrece en términos de innovación y mejora de la competitividad.