Sevilla

Los trabajadores de Abengoa siguen con su lucha para que el rescate de la compañía llegue más pronto que tarde. Ahora la plantilla ha reorientado su estrategia dirigiéndose directamente a otro peso pesado del Gobierno: Iván Redondo. El jefe del Gabinete de la Presidencia del Ejecutivo de Pedro Sánchez es ahora el objetivo de los empleados para la llegada de la liquidez a la empresa.

Noticias relacionadas

El Comité de Empresa del grupo ha enviado una carta a Redondo en la que le reclama el “apoyo del Gobierno” a la única solución presentada por el grupo inversor Terramar. “Todos estamos haciendo un trabajo encomiable para revertir la situación lo antes posible”, aseguran en la misiva a la que ha tenido acceso Invertia. 

De no salir adelante el rescate, las citadas fuentes advierten de que junio podría ser el último mes de vida de la compañía. “Hay que activar urgentemente cuestiones que dependen de otras. A nosotros no nos cabe duda del apoyo del Gobierno de España”, inciden desde la plantilla recordando que “los tiempos para Abengoa son claves”.

El director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo, en una imagen de archivo. Europa Press

La oferta para Abenewco 1, según apuntan, impulsaría “el devenir de la compañía y sus empleados garantizando el cobro de las próximas nóminas” ante las continuas dificultades de pago. “Los acuerdos con los proveedores y acreedores de los plazos de vencimiento de deuda han sido extendidos, lo que demuestran la confianza y el apoyo al plan de rescate de los nuevos inversores”, añade la misiva.

Por esa razón, la planilla insiste en que es “absolutamente crítico y urgente” que la SEPI le pueda dar el "confort suficiente" a CESCE para que esta pueda llevar a la CDGAE su expediente para la aprobación de la línea de avales”. “Esta es una cuestión que responde a una voluntad política de la que no dudamos pero que si no ponemos en marcha efectivamente será el fin de la compañía”. 

Esta petición se realiza mientras la administración concursal (EY) ha solicitado al Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla la suspensión de las facultades del consejo de administración. El cambio pasa por tanto del actual régimen de intervención al de suspensión de las facultades. También ha pedido el régimen de intervención para el resto de sociedades pertenecientes al grupo de la concursada.

Apoyo de Andalucía

Mientras la plantilla reclama el apoyo expreso de Madrid, las protestas han desencadenado en el amparo público de la Junta de Andalucía. El consejero andaluz de la Presidencia Elías Bendodo, pidió públicamente el apoyo de la SEPI a la empresa sevillana argumentando que el Ejecutivo de Sánchez “no puede rescatar a Plus Ultra y mirar a otro lado con Abengoa".

Estas declaraciones significaron un antes y un después en la relación entre el Gobierno andaluz y Abengoa tras el fallido rescate por la liquidez que debería de haber otorgado la administración de Juanma Moreno. "Andalucía no puede perder uno de sus emblemas tecnológicos", defendía Bendodo recientemente como portavoz del Consejo de Gobierno.

Manifestación de la plantilla de Abengoa.

A todo ello se suma la petición del Parlamento de Andalucía a la Junta de Andalucía para impulsar un programa de ayudas para Abengoa. La iniciativa del PSOE, apoyada por Adelante Andalucía y Vox, reclamaba ayudas para contribuir al mantenimiento del empleo y su actividad en la comunidad.

Luz verde a Terramar

Cabe recordar que a finales de mayo el consejo de administración de Abengoa dio luz verde a la oferta del fondo canadiense Terramar por Abenewco 1. Su propuesta es la única vinculante hasta la hecha y está supeditada a que la SEPI apruebe el rescate solicitado. De hacerse realidad, el fondo se quedaría con el 70% del capital de Abenewco 1.

La oferta del grupo de energía andaluz está aún a la espera de la luz verde del administrador concursal y la SEPI. Mientras, la plantilla sigue con su calendario de manifestaciones hasta que la empresa cuente con una solución. Y ahora, hasta que Iván Redondo responda a sus peticiones.