La empresa multienergética Endesa ha pactado con los representantes sindicales un acuerdo colectivo que recoge medidas voluntarias de suspensión, o extinción de la relación laboral, para el periodo 2021-2024. Así lo ha hecho saber en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Noticias relacionadas

Este proceso afectará, según la información aportada por la propia compañía, a un máximo de 1.200 trabajadores y es fruto de la digitalización de procesos con el que la empresa espera potenciar la eficiencia. En cualquier caso, la aplicación de esta armonización será voluntaria para los trabajadores.

La firma de este acuerdo colectivo implica el registro contable de una provisión con un impacto no recurrente estimado en aproximadamente 390 millones de euros, que no tendrá efectos en la determinación de la remuneración del accionista correspondiente al ejercicio 2020.

El plan de salidas se dirige a las áreas de Distribución, Comercial y 'staff' Corporativo. En el caso de Distribución supondrá en torno a dos tercios de la cifra, unos 800 empleados, mientras que unos 350 serán del área Comercial y otros 250 de la parte Corporativa.

A cierre del pasado mes de septiembre, la plantilla de Endesa ascendía a casi 9.700 empleados, por lo que este proceso afectará a en torno al 12% del total.

Incorporar unos 500 empleados

En paralelo, la energética dirigida por José Bogas prevé incorporar en ese mismo periodo un total de 500 nuevos trabajadores para ese año, con lo que rejuvenecerá en parte su plantilla y renovará los perfiles que actualmente tiene para estas funciones.

A finales del pasado mes de julio, Endesa ya suscribió con los sindicatos un compromiso para la salida voluntaria de un máximo de 577 empleados, en este caso de sus centrales térmicas, afectados por el cambio de modelo energético, que está orientado a la descarbonización.

La reorganización de las actividades derivadas del proceso de transición energética se realizaron a través de un proceso negociado y acordado con la representación sindical, que mediante medidas formativas permite la recolocación interna de una parte del personal afectado.