Naturgy ha sido reconocida en la Sección Española de los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa (EBAE, por sus siglas en inglés) de la Comisión Europea por su decidida apuesta por la sostenibilidad. En concreto, esto premios reconocen a aquellas empresas que combinan con éxito la viabilidad económica de sus negocios con la protección del medio ambiente.

Noticias relacionadas

Su Majestad el Rey Felipe VI entregó este viernes el premio al presidente de la compañía, Francisco Reynés, en un acto organizado por la Fundación Biodiversidad, organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica.

En la recogida del premio, Reynés destacó “el compromiso imparable desde 2018 para enfocar nuestra estrategia, nuestras acciones y nuestro día a día en la sostenibilidad".

El directivo dejó claro el interés de Naturgy por ser una empresa líder en la transición energética con una fuerte apuesta por las energías renovables, la economía circular, la movilidad sostenible y la ecoeficiencia como principales pilares de transformación. "Los recursos energéticos son la base del desarrollo, y por eso en Naturgy asumimos el compromiso de gestionar el medio ambiente como un activo esencial del que todos somos responsables”. 

Asimismo, el presidente de Naturgy remarcó “la visión innovadora de la compañía sobre el futuro de la energía, alineada con el Pacto Verde Europeo que, más allá de la generación renovable, apunta también a la gestión de redes inteligentes e integradas de electricidad y gas para un futuro neutro en carbono o los nuevos negocios como son el hidrógeno, el gas renovable y el almacenamiento energético”.

Un 25% menos de emisiones

Naturgy ha obtenido avances importantes sólo en los últimos dos años, durante los que ha reducido de manera considerable su huella ambiental. En concreto, el grupo ha disminuido un 25% sus emisiones directas de gases de efecto invernadero, un 30% el consumo del agua y un 75% los residuos generados.

Dede la compañía también destacan el impulso en tecnologías limpias. Así la compañía se convirtió el pasado año en uno de los principales inversores en renovables, con un esfuerzo inversor de más de 1.000 millones de euros, y aumentó el peso de estas energías hasta el 27% en su mix energético, hasta los 4.500 MW.

La compañía también destinó un total de 546 millones de euros a la protección ambiental, la mayor cifra alcanzada en la historia de la compañía, que han contribuido a impulsar la transición energética, aumentar la ecoeficiencia de las operaciones y activar las iniciativas de protección de la biodiversidad.

Para conseguirlo, la compañía trabaja en una batería de medidas que están en línea con el objetivo global del Acuerdo de París de frenar el aumento de temperatura del planeta, y con acciones específicas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, reforzar la gobernanza en medio ambiente y cambio climático, impulsar el gas renovable y la economía circular y la protección de la biodiversidad y el desarrollo del capital natural.

Innovación: desarrollo del biometano

Por otro lado, Naturgy sigue avanzando en el desarrollo del biometano como exponente de combustible autóctono, neutro en carbono, renovable, circular y dinamizador de la economía rural, que además resuelve los impactos generados por los residuos a partir de los que se genera. Naturgy puso en marcha dos proyectos de innovación en gas renovable durante el pasado ejercicio y realizó por primera vez en el país la inyección de biometano en la red de distribución de gas.

Por otro lado, la compañía ha creado una Comisión de Sostenibilidad, encargada de velar y supervisar el papel de la compañía en la transición energética, así como de reforzar el compromiso del Consejo en esta materia.

La compañía también se ha reforzado en los últimos años en los principales índices internacionales, como el prestigioso Dow Jones Sustainability o el FTSE4Good, así como en las referencias de Vigeo, Sustainalytics y Oekom.