Sevilla

Los acciones minoritarios de Abengoa vuelven a la primera fila del combate. Mientras el grupo sevillano de ingeniería y energías parece ver la luz al final del túnel, cerca de 800 accionistas se han plantado contra el plan de reestructuración. Rechazan el paso de los actuales accionistas del 77% al 2,7% en Abenewco1, una maniobra que ha motivado que estén estudiando acciones legales contra la compañía.

Noticias relacionadas

Se trata de una disolución “excesiva, no justificada e injusta” a juicio de los afectados que ya avisaron de su descontento con el plan presentado por el líder del grupo, Gonzalo Urquijo. Reprochan que la reducción de capital les coloca como responsables de la “mala gestión” al tiempo que censuran “falta de información y transparencia”.

“Todavía no sabemos por qué la compañía está en pérdidas, cómo se ha llegado a la causa de liquidación y por qué se vacía la matriz de activos”, explican desde el despacho Navas & Cusí que ya prepara la defensa jurídica de los afectados. “Los accionistas han sido fieles al proyecto en los últimos años a pesar de no dividendear y de su retroceso bursátil. Lo mínimo era no abandonarles”, señala Juan Ignacio Navas, socio-director del despacho.

Los más de 800 accionistas afectados han reprochado además que han solicitado información sobre el preconcurso presentado y el plan para lograr los 153 millones del 96% de los acreedores. Todo ello, dicen, en vano. “No sabemos por qué se exige un porcentaje tan elevado, qué porcentaje de acreedores han aceptado ni por qué se ha tenido que tomar una decisión tan drástica”.

Los accionistas aseguran que harán valer su capital y desean negociar propuestas viables para evitar la liquidación de Abengoa, la sociedad matriz. “Esperamos una disposición por parte de la empresa que de momento no se ha producido” dicen al tiempo que estudian las posibles acciones.

Abengoa S.A. solicita el preconcurso

Estas críticas se producen mientras el Consejo de Administración de Abengoa ha solicitado el preconcurso de acreedores para su sociedad matriz con el objetivo de iniciar negociaciones en busca de financiación o adhesiones para salvarla.

Según comunicó la empresa sevillana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta solicitud afectaría “exclusivamente” a la sociedad individual Abengoa, S.A y no afecta a los acuerdos de reestructuración firmados del grupo encabezado por Abengoa Abenewco 1, S.A.U.

La medida busca “disponer de un mayor plazo para continuar y poder culminar estas negociaciones" con los acreedores de la sociedad individual Abengoa, S.A. Cabe recordar que desde el pasado 19 de mayo, Abengoa se encuentra en causa de disolución con un patrimonio neto negativo de 388 millones, derivado de su participación en la sociedad Abenewco.

Presentación de su situación patrimonial

Este próximo miércoles el presidente de Abengoa presentará la situación patrimonial de Abengoa S.A. El grupo requiere para restablecer el equilibrio patrimonial la conversión de 153 millones de deuda en préstamos participativos con un nivel de adhesiones necesarias del 96%.

En continuas conferencias con la prensa, Urquijo ha subrayado que hará “todo lo que esté en su mano” para garantizar la viabilidad de Abengoa mediante la adhesión de proveedores para establecer su patrimonio.

Con Abenewco 1, mientras tanto, están a la espera del cierre definitivo de los acuerdos recogidos en el plan de reestructuración. Se ha iniciado el proceso de consentimientos y el periodo de adhesiones hasta el próximo 11 de septiembre. Hasta entonces, se redactará la documentación necesaria para el cierre de la operación del rescate.