El sector empresarial de Ferrol está mirando, más que nunca, al mar. Cree que podría convertirse en el lugar idóneo para el desarrollo de la energía eólica marina flotante. Posibilidades no le faltan. Se encuentra en un lugar estratégico con larga tradición en la industria naval y con mano de obra técnica e industrial.

Noticias relacionadas

"La comarca de Ferrolterra tiene una serie de condicionamientos sociales, industriales, geográficos y climáticos que la hacen ideal para convertirse en un santuario de esta prometedora tecnología", explica a Invertia Francisco Méndez, responsable estatal de renovables de CCOO de Industria.

"Incluso hay un alto consenso social en la zona que valora positivamente que se desarrolle una fuerte industria alrededor de la eólica marina flotante", añade, "y así lo hemos explicado en unas jornadas organizadas por la Federación de Industria de CCOO de Galicia en el CIS".

Ferrol tiene conexión con dos aeropuertos y autovías, además de salida directa a alta mar, escuelas de ingeniería, con fuerte implantación, instalaciones especializadas en construcción naval utilizables, de titularidad pública, un centro de investigación CIS-Galicia, fábricas de componentes eólicos e infraestructuras de transporte energético de buen tamaño y accesibles.

En el caso de Navantia y Windar Renovables, que se han convertido en los únicos fabricantes del mundo en la construcción de todos los modelos de cimentaciones flotantes, sus centros se encuentran allí.

Por eso no es de extrañar que hace unos meses hasta 40 empresas y entidades de Galicia firmaran una alianza para crear GOE (Galician Offshore Energy Group).

En el grupo se incluyen compañías del metal —como los astilleros Metalships&Docks, Cardama, Nodosa y Navantia reunidos bajo las siglas de Asime (Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia)—, el Centro Tecnológico Aimen, Iberdrola y la asturiana Windar, Acebrón Group, o los puertos de Ferrol y A Coruña.

En su plan de actuaciones de promoción exterior a desarrollar a lo largo de los años 2020-2021 aseguran que se podría duplicar los 800 empleos directos que hoy sostiene la industria eólica marina en Galicia.

Ferrol, un nuevo ZEP

Y si hay que señalar con el dedo el lugar óptimo para su desarrollo ese es Ferrol, que podría convertirse en un ZEP, en una zona económica potencial, en el noroeste del país.

Allí son posibles las sinergias entre la construcción naval y la producción eólica. A corto plazo, podrían crear un centro de I+D+i, por impulsar la instalación de un parque en las costas gallegas, y potenciar Navantia Fene.

Incluso "una ventaja competitiva de esta ubicación es la posibilidad de sacar las estructuras ya montadas y preparadas de fábrica, y remolcarlas hasta la ubicación en mitad del mar. Esto reduciría de forma sensible la complejidad, los riesgos, tanto físicos como financieros, y los costes de instalarlo en alta mar", dice el responsable de CCOO.

Eólica flotante frente a las costas de Portugal

Ese es el caso de los aerogeneradores del proyecto offshore marino de Windfloat Atlantic, un proyecto realizado por Repsol, EDP Renovables, Engie y Principle Power, frente a Viana do Castelo, justo en un emplazamiento donde Siemens Gamesa compró la fábrica de palas de la casi desaparecida Senvion. 

El objetivo era convertirse en el primer parque eólico flotante semisumergible del mundo con el aerogenerador más grande instalado en una plataforma flotante en el mundo (de 8,4 MW).

Sin embargo, su estructura fue ensamblada sobre las plataformas en el puerto exterior de Ferrol y remolcados a su ubicación definitiva, con el consiguiente ahorro de costes y riesgos que suponen las operaciones de ensamblado en el mar.

Las estructuras flotantes fueron fabricadas en Navantia Fene.

Potencial mundial de la eólica marina flotante

Según las previsiones de IRENA para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, la potencia total de eólica marina necesaria a nivel mundial deberá ser de 228 GW en 2030 y de 1.000 GW en 2050. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la eólica marina supondrá la mitad de la generación eléctrica instalada en Europa, pero la tecnología que se está desarrollando hasta ahora no es la que más recorrido tiene, sino la 'offshore' flotante.

De hecho, diversos estudios arrojan una multiplicación por 15 hasta 2040 de la potencia instalada a nivel global.

En España todavía no hay un objetivo concreto para los próximos diez años, pero el sector quiere que se puedan instalar entre 3 y 5 GW para 2030. 

"Actualmente hay en proceso de construcción miles de MW marinos en Reino Unido, Francia, Alemania, Estados Unidos, Taiwan o Japón" puntualiza Méndez, experto en tecnología eólica, "hasta ahora es una tecnología fija, que limita los emplazamientos posibles a menos de 40-60 m de profundidad, pero en Ferrol, donde están las plantas de Navantia Febe ya se están construyendo estructuras para esos mercados en el exterior". 

"El gobierno de la Xunta de Galicia conoce el interés y el consenso social que existe en la comarca de Ferrol para que se impulse esta industria", ha concluido, "en la presentación de nuestras propuestas estaba presente el director general de Industria de la Xunta, pero no es la primera vez que escucha esta idea, porque el clamor de toda la sociedad civil es generalizado".