El capital social de Iberdrola se ha reducido en 160.194.000,00 euros, mediante la amortización de 213.592.000 acciones propias, según ha informado la energética este miércoles mediante un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Noticias relacionadas

El capital social resultante de la reducción ha quedado fijado en 4.680.000.000,00 euros, correspondientes a 6.240.000.000 acciones.

La finalidad de la reducción de capital es la amortización de acciones propias para coadyuvar a la Política de remuneración del accionista de la energética y, por tanto, no ha entrañado la devolución de aportaciones por ser la propia empresa la titular de las acciones amortizadas.

Con cargo a reservas

La reducción de capital se ha realizado con cargo a reservas de libre disposición, mediante la dotación de la reserva por capital amortizado por un importe igual al valor nominal de las acciones amortizadas, de la que solo será posible disponer con los mismos requisitos que los exigidos para la reducción del capital social, en aplicación de lo previsto en el artículo 335 c) de la Ley de Sociedades de Capital, cuyo texto refundido fue aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio.

En consecuencia, conforme a lo señalado en dicho precepto, los acreedores de Iberdrola no tendrán el derecho de oposición al que se refiere el artículo 334 de la citada ley en relación con la reducción de capital acordada.