Sevilla

La economía circular es el futuro para muchas empresas y el presente para algunas. En este selecto grupo entra Agua Lanjarón. La compañía afincada en Granada ha adelantado cuatro años su plan de sostenibilidad y ha lanzado su meta para este 2021: todas sus botellas estarán 100% hechas de otras, independientemente de la marca. La medida supone un ahorro de 5.000 toneladas de plástico al año.

Noticias relacionadas

La firma, con origen en el Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada y perteneciente al Grupo Danone, lanzó la campaña coincidiendo con el Día Mundial del Reciclaje. El objetivo de este proyecto es acelerar la transformación del sector del agua mineral natural y las bebidas refrescantes hacia una economía circular y el reciclaje.

“Nuestra intención, al tratarse de un objetivo muy ambicioso, es hacerlo acompañados de las principales empresas del sector”, explica la directora de Asuntos Públicos de Danone España y Portugal, Laia Mas. En declaraciones a Invertia, explica que la medida se hará realidad en septiembre de 2021 gracias a “la implicación y trabajo conjunto de todas las áreas de la compañía, colaboradores y proveedores”. 

La directora de Asuntos Públicos de Danone España y Portugal, Laia Mas.

La peculiaridad de la iniciativa es que las botellas no serán únicamente de Agua Lanjarón, sino que la empresa utilizará todas las disponibles independientemente de la marca. “Es un hito en el que estamos todos implicados. De ahí la importancia de esta alianza de ‘#BotellaxBotella’ a la que esperamos que más marcas y empresas se unan”, afirma.

El ambicioso objetivo lleva meses cociéndose con la puesta en marcha de equipos pluridisciplinares para hacer un seguimiento exhaustivo al plan. “La planta embotelladora lleva tiempo adaptando sus procesos de producción y realizando pruebas para que el 100% del plástico reciclado en toda la gama de productos sea un éxito a corto plazo”, subraya Mas.

Ahorro anual

La metamorfosis de las botellas de Lanjarón supondrá un ahorro anual de 5.000 toneladas de plástico virgen anual a partir de 2022. Esta cifra equivale también a 5.500 toneladas de CO2 ahorradas cada año. “Seguiremos trabajando también en el resto de la cadena de valor”, avanzan desde la compañía que reconocen que no se pueden “obviar las operaciones y la logística”.

Campaña ‘#BotellaxBotella’

Por ello, la empresa trabaja para neutralizar al 100% sus emisiones en 2025 y para ser una marca cero emisiones netas. Confían en que productores y consumidores tomen conciencia y apuesten por iniciativas similares. “Hemos de promover el uso de plástico reciclado y acelerar la transición a mercados secundarios eficientes que permitan una economía totalmente circular”. 

“Las empresas deben tener un beneficio económico, pero hemos de trabajar para que el progreso económico incluya también el progreso social de los territorios en los que operamos”, apuesta Laia Mas. “Apostar por materiales reciclados para dejar de extraer recursos al planeta y reducir la producción de plástico debería ser la postura común”.