El despegue definitivo del comercio electrónico en España con la irrupción de la Covid-19 ha requerido un impulso en el mismo grado del sector logístico. Correos Express, la filial de paquetería urgente del Grupo Correos, ha estrenado en septiembre una nueva nave en Getafe (Madrid) con una máquina capaz de procesar 12.000 paquetes/hora.

Noticias relacionadas

Con 66 delegaciones propias en España y Portugal, Correos Express ha aumentado su volumen un 40% con respecto al año pasado. Dentro de este crecimiento, las tres de Madrid (Coslada, Getafe y Vallecas) representan más del 20% de los envíos que realiza la compañía, lo que muestra la importancia de esta comunidad para el servicio de transporte de mercancías en 24 horas.

Por ese motivo, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), de la que depende Correos, ha invertido 55 millones de euros en Correos Express. Con este dinero ha realizado actuaciones en 16 de las 66 sedes, entre las que se incluyen dos nuevas naves: Valencia y Getafe.

La joya de la corona está en el centro de Getafe. Una plataforma de casi 10.000 metros cuadrados con 40 muelles de tráiler, 54 muelles ligeros y la última tecnología para el procesado de paquetería. Destaca sobremanera una máquina con dos partes, una para paquetes y otra para sobres, capaz cada una de ellas de clasificar 6.000 unidades a la hora.

Mediante un sistema de cintas y sensores puede pesar, medir y distribuir cada envío entre las más de 150 líneas de salida. Dos gigantescos ciempiés metálicos que con sincronía milimétrica son capaces de distribuir los mencionados 12.000 paquetes a la hora.

imagen de la máquina que ha montado Correos Express en su plataforma de Getafe. Correos Express

La delegación de Getafe también albergará la sede central del Centro Coordinador Operativo (COO) de Correos Express. Se trata de un servicio que actúa 24 horas al día, los siete días de la semana, para recibir, tratar y canalizar tanto interna como externamente cualquier reporte de información que pueda afectar a la compañía. Todo esto ha provocado que haya tenido que incrementar su flota de reparto y su plantilla en 120 personas.

Doce entregas por segundo

Correos Express ha logrado repartir en momentos de pico hasta 18 paquetes por segundo, tal y como explica su director de Operaciones, David Barrero. Los días fuertes se mantiene de manera sostenida en 12 entregas por segundo, es decir, una docena de personas reciben un pedido en cualquier punto de la península cada segundo de las manos de un repartidor de esta filial.

Para comprender la magnitud del trabajo que realiza cada día Correos Express, así funciona. Cada una de las 66 delegaciones recibe durante el día (hora límite 23:30 horas) los paquetes y sobres. Por la noche los clasifican, preparan y distribuyen las más de 400 rutas de enlace entre sedes que hacen al día más de 350.000 kilómetros. Algunos se quedan y otros viajan.

Finalmente, los más de 5.500 repartidores llevan los paquetes al cliente final sin que hayan pasado 24 horas desde la orden. Correos Express ha logrado realizar más de 475.000 entregas diarias, con un índice de éxito del 97% en las primeras 24 horas. 

La nueva normalidad ha disparado el uso del comercio electrónico. “Antes, miles de personas no tenían acceso a muchos productos porque vivían en la España vaciada”, reconoce David Barrero. Ahora esta situación ha cambiado por completo. De hecho, los mayores clientes de Correos Express son Amazon, Inditex y H&M.

Innovación y retos

Para alcanzar este nivel, Correos Express ha hecho una gran apuesta por la innovación. A la tecnología que está incorporando en las plataformas repartidas por España y Portugal hay que sumar el diseño de un Sistema de Gestión Dinámica de Reparto para optimizar el reparto de envíos y recogidas. De esta manera, la compañía es capaz de saber en todo momento dónde se encuentra cada paquete.

Además, el servicio de Entrega Flexible habilita a los usuarios para conocer y gestionar, a través de cualquier dispositivo, la recepción de sus envíos. Así, los destinatarios conocen en todo momento el estado de su compra y también pueden modificar la fecha, dirección, hora de entrega e incluso derivar la entrega a una determinada oficina de Correos.

Precisamente la gestión de la última milla es el gran reto al que se enfrenta el sector. "Quien descubra la solución tendrá la clave", asegura David Barrentos. Repartir los paquetes en las grandes ciudades de manera sostenible, sin colapsarlas y con unos costes competitivos. Entre las soluciones que está implantando y estudiando Correos Express, la implantación de hubs urbanos, almacenes oscuros (en aparcamientos o garajes) o buzones inteligentes.

Algunos echarán en falta el uso de drones como alternativa a camiones y furgonetas. "A corto y medio plazo es una utopía; no está lo suficientemente desarrollada esta tecnología", reconoce el director de Operaciones de Correos Express.