La empresa de reparto a domicilio Glovo refuerza su alianza con Cepsa y busca expandirse en los surtidores que la compañía posee en Portugal. Con este movimiento, la empresa de delivery se consolida dentro del sector de las gasolineras frente al resto de plataformas competidoras.

Noticias relacionadas

Este acuerdo amplía el rango de acción de Glovo dentro de los negocios de Cepsa, ya que suma 60 tiendas Depaso a las 70 de Carrefour Express con las que ya empezó a trabajar durante el estado de alarma. 

"Hemos reforzado esta alianza con Glovo, con el fin de poner a disposición del cliente, de una forma innovadora, rápida, cómoda y segura, nuestra oferta non-oil, en la que contamos con una amplia variedad de productos de primera necesidad", explica Belén Mateo, directora de franquicia y gestión directa de estaciones de servicio de Cepsa. 

Glovo añade así a su catálogo 230 productos básicos en alimentación, higiene y limpieza a partir de las estaciones de servicio españolas. Una de las ventajas que las gasolineras ofrecen a diferencia de establecimientos de otro tipo es su amplitud de horarios. 

En Portugal, ambas empresas han acordado la entrega a domicilio de tiendas ubicadas en las principales ciudades del país: Lisboa, Oporto, Coimbra y Faro. El acuerdo recoge la colaboración con 14 tiendas en todo el territorio luso y supone un aumento de 180 productos.  

La 'pugna delivery' por las gasolineras

Esta ampliación del acuerdo con Cepsa sitúa a Glovo en una cierta ventaja competitiva respecto a otras plataformas de entrega a domicilio. Actualmente, la compañía mantiene acuerdos con Shell, BP y los surtidores de Carrefour. 

Por su parte, Uber Eats firmaba el pasado mes de abril con Galp para la distribución de sus productos a través de la plataforma de envío a domicilio. Por su parte, Deliveroo también hace crecer su alianza con Repsol. El pasado mes de abril incluían 28 tiendas más en su oferta de estaciones de servicio con opción de reparto a domicilio. 

Con todo, se trata de una disputa que acaba de comenzar, ya que cualquiera de los acuerdos firmados se encuentran en una fase inicial y las plataformas no operan en todas las tiendas que poseen las gasolineras.

Es decir, lo importante no es solo con cuántas cadenas de gasolineras firman acuerdos, sino cuántas tiendas finalmente empiezan a estar disponibles en las aplicaciones. A día de hoy, los acuerdos se limitan a unas pocas gasolineras, aunque las empresas implicadas estudian la manera de ofrecer sus servicios a escala nacional en todas las tiendas del territorio.