Se llama túnel de Cereixal. Está situado en la carretera A6, a la altura de la provincia de Lugo. Y, desde el pasado 26 de mayo, es el primer túnel de España con la capacidad de conectarse con los vehículos. Esto es posible gracias a las comunicaciones C-V2X (celular vehicle-to-everything), la sensorización IoT (Internet of Things) y el edge computing de la red 5G.

Noticias relacionadas

El túnel de Cereixal es un paso más hacia un modelo de conducción asistida, ampliando la información a disposición del conductor e incrementando, por lo tanto, la seguridad en la vía. Un proyecto que se ha desarrollado en el marco de un proyecto Piloto de 5G Galicia, impulsado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de Red.es, para el desarrollo de esta tecnología en España mediante una convocatoria pública de ayudas que cuenta con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Telefónica ha sido la empresa encargada del despliegue de la red 5G. En su trabajo ha contado, entre otros, con la participación de SICE (Grupo ACS) para la sensorización del propio túnel y sus aledaños. De esta manera, garantiza la integración de sensores medioambientales, cámaras de detección de incidencias y lectores de matrículas y mercancías peligrosas, así como diferentes equipos cuya información es procesada y enviada en tiempo real a los sistemas del resto de partners tecnológicos (Nokia, Ineco, Stellantis y CTAG).

Generar información

A la hora de procesar la información, SICE ha facilitado igualmente la solución para el análisis del estado del tráfico, así como la identificación del distintivo ambiental de los vehículos y el tipo de mercancías peligrosas transportadas. Además, el sistema envía alertas relacionadas con las condiciones meteorológicas, el nivel de visibilidad o la presencia de peatones en el túnel, así como vehículos detenidos o que circulan a una velocidad reducida o en sentido contrario.

Todos estos sistemas permiten monitorizar el estado del túnel y generar información que se envía a los gestores de la infraestructura para que la visualicen, analicen y, en los casos en que se considere necesario, emitan alertas y avisos a los vehículos que circulan por el túnel.

Este es el tercer proyecto de vehículo conectado y conducción asistida en el que participa SICE, tras las experiencias previas en Segovia y Talavera de la Reina. La empresa del grupo ACS está especializada en el desarrollo e implantación de soluciones integrales para la gestión y el control de sistemas inteligentes de transportes. En sus cien años de vida, su denominador común ha sido el de aportar la tecnología más vanguardista en cada momento.