Acciona ha ganado tres contratos para la operación y el mantenimiento de 300 estaciones depuradoras de aguas residuales y 600 estaciones de bombeo en Cerdeña (Italia) durante los próximos cinco años.

Noticias relacionadas

El empresa pública Abbanoa Spa, encargada de la gestión del ciclo integral del agua en la isla de Cerdeña desde 2005, ha adjudicado los contratos a Acciona por un importe total de 210 millones de euros.

En su conjunto, estas instalaciones –ubicadas en las provincias de Cagliari, Iglesias, Nuoro, Olbia, Oristano y Sassari– suponen el 85% de la capacidad de tratamiento total de aguas residuales de la isla y permiten depurar 120,45 hm3/año para dar servicio hasta a 2,4 millones de habitantes equivalentes, según ha informado este miércoles la compañía española.

El trabajo de Acciona

Acciona se encargará de la explotación de las plantas de tratamiento de aguas residuales y de las estaciones de bombeo, de la recogida de residuos y del mantenimiento ordinario y extraordinario.

Para ello, la compañía ha destacado que incorporará "importantes innovaciones encaminadas a mejorar la eficiencia energética, fomentar la economía circular y la sostenibilidad de los procesos".

Por ejemplo, pondrá vehículos eléctricos en servicio para reducir las emisiones de efecto invernadero y se instalarán pérgolas fotovoltaicas para su recarga. Estos vehículos estarán a disposición de los operadores del servicio mediante un novedoso sistema de carsharing.

A través del sistema Geocall, se incorporarán códigos QR para optimizar tareas como la creación y ejecución de órdenes de trabajo, inventarios, lecturas de caudales o partes de averías. El control de acceso a las instalaciones y la planificación de las rutas se realizará mediante tecnología de geolocalización GIS.

De la misma manera, el personal dispondrá de un servicio de Asistencia Remota Experta mediante gafas inteligentes, lo que permitirá optimizar el mantenimiento de las instalaciones y una comunicación más rápida y fluida.

Para garantizar la limpieza del fondo de los depósitos de las depuradoras se incorporará un robot específicamente diseñado para la eliminación de sedimentos en entornos subacuáticos de difícil acceso. Este equipo permitirá minimizar el riesgo en la operación, sin afectar a la calidad final del saneamiento, ya que el operario controlará el robot a distancia.

Dentro de la apuesta de Acciona por un modelo de economía circular en la isla italiana, los fangos generados durante el proceso de depuración se reutilizarán para uso agrícola.

Acciona en Italia

La compañía española está presente en Italia desde el año 2000 y cuenta con una amplia experiencia en el país, con oficinas en Milán y Roma y más de 550 empleados. Solo el área de Agua de Accion ha desarrollado 40 proyectos en diferentes regiones del país.

Entre los más emblemáticos, por ejemplo, destaca la desaladora de Saras (12.000 m3/día), que proporciona agua desmineralizada de elevada calidad a la refinería de Sarlux, –empresa integrante del grupo energético italiano Saras Spa–, ubicada en la localidad de Sarroch, cerca de Cagliari (Cerdeña).

En las Islas Pelagias (Pantelleria, Linosa y Lampedusa), la compañía se encarga del abastecimiento de agua potable a través de la explotación de plantas modulares de desalinización. Y en Roma y Ciudad del Vaticano se encarga del mantenimiento de las redes de saneamiento y abastecimiento.

En el área de depuración también ha realizado destacados proyectos en regiones como Cerdeña, Lazio, Apulia, Piamonte, Lombardía, Toscana, Liguria, Sicilia y Veneto. Entre otros, ha construido la ampliación de la planta depuradora de Guidonia (Roma) y la planta por biofiltración de Scicli (Sicilia), además de modernizar varias depuradoras en Bari, Cagliari y Milán.