Marcelino Fernández Verdes abandonará sus funciones como consejero delegado de ACS en las próximas semanas. Así lo ha comunicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Una renuncia que se produce por "voluntad propia" de Fernández Verdes, lo que hará que no se presente a su reelección como consejero de la compañía, cargo en el que lleva desde 2017. 

Noticias relacionadas

En cualquier caso, Fernández Verdes se mantendrá como CEO de Hochtief y presidente de Abertis y responsable de las nuevas inversiones que el Grupo realizará con el producto de la desinversión del grupo industrial.

Un relevo que, según la propia ACS, es fruto del proceso de remodelación que se está llevando a cabo en el grupo constructor que preside Florentino Pérez. Un proceso que ya había motivado que Fernández Verdes dejara la presidencia de Cimic, la filial australiana, en manos de Juan Santamaría. 

De momento se desconoce quién puede ser el relevo de Fernández Verdes, aunque en algunos medios se ha especulado con la posibilidad de que sea José María del Castillo, que en los últimos años ha sido consejero delegado del área de Servicios Industriales de ACS. 

El CV de Fernández Verdes

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Escuela Superior de ICCP de Barcelona, Fernández Verdes lleva más de 20 años en ACS, donde ha ocupado diversos puestos dentro de la empresa.

Desde 2018, es presidente del Grupo Abertis en sustitución de Salvador Alemany tras la opa que lanzó ACS. Un año antes ya había sido nombrado consejero delegado de la constructora.

Según el informe sobre retribuciones de ACS, Fernández Verdes cobró el año pasado 4,54 millones de euros. Esta cifra supone una rebaja del 75,7% respecto al año pasado, ya que durante el ejercicio de 2019 cobró los derechos de apreciación de la filial australiana Cimic de ACS que estaban valorados en más de 11 millones.