Bank of America sostiene que el objetivo fijado por el grupo resultante de la fusión de CaixaBank y Bankia de generar sinergias de ingresos de 290 millones de euros anuales en un horizonte de cinco años resulta "ambicioso, dada la experiencia de otras transacciones".

Noticias relacionadas

No obstante, los analistas de BofA señalan que tanto las sinergias resultantes de la operación en costes, que ascienden a unos ahorros anuales de 770 millones de euros, como los costes de reestructuración de 2.200 millones presentados, sí están "en línea con sus expectativas", según un informe elaborado este viernes.

"Nos preocupa la fuerza del balance general de la entidad combinada", han afirmado los analistas, que tienen en cuenta "el alto nivel de activos dudosos netos, el crédito por impuestos diferidos, las pérdidas fiscales arrastradas y el doble apalancamiento de la compañía de seguros de CaixaBank". Además, el banco estadounidense señala que los cerca de 24.000 millones de euros en préstamos con moratorias así como el riesgo en las líneas de crédito con el Instituto Oficial de Créditos (ICO) "sugieren presión en el futuro en el capital y las ganancias".

Infraponderas ambas acciones

El informe recoge la recomendación de 'infraponderar' tanto las acciones de CaixaBank y Bankia. Sin embargo, señala que los beneficios esperados por acción y el valor liquidativo mejoraría "gracias a una hoja de balance menos robusto".

Bank of America calcula que el beneficio por acción esperado pro-forma para 2022 de CaixaBank podría mejorar hasta los 0,22 euros, un 12% más respecto su estimación previa a la transacción, y su valor liquidativo por acción (NAV) crecerá un 5%, hasta los 3,6 euros.

El análisis de BofA prevé que las acciones de CaixaBank se negociarían a 0,6 veces valor liquidativo por acción y 9,5 veces los beneficios esperados por acción en 2022, con "una prima para el sector".