El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha confirmado de forma oficial este viernes que "los bancos podrán utilizar íntegramente los colchones de capital y de liquidez", al tiempo que ha avanzado que "se beneficiarán de la relajación de otros requerimientos de capital".

Noticias relacionadas

Con esta flexibilidad, los supervisores pretenden ayudar a que el sector financiero contribuya a superar a una "perturbación sin precedentes" de la economía. Un shock que Hernández de Cos ha advertido que tendrá una "intensidad incierta, aunque en todo caso muy notable". 

En unas declaraciones escritas, Hernández de Cos se ha referido al paquete de medidas que aprobó el Consejo de Gobierno del BCE -del que forma parte- el 12 de marzo y que reforzó el pasado miércoles con el fin de contrarrestar los graves riesgos para el mecanismo de transmisión de la política monetaria y las economías del euro que ha traído el coronavirus.

El gobernador ha reconocido que ya en las semanas previas al 12 de marzo, cuando el BCE activó un programa de ayudas, se venía observando un "importante empeoramiento en los mercados financieros" globales y ha instado a las autoridades de la Unión Europea a hacer más para afrontar esta crisis.

"La dimensión de la perturbación hace necesaria una mayor ambición de las políticas fiscales europeas comunes, a través de las herramientas existentes para tal fin (MEDE, BEI, presupuestos de la UE…) u otras nuevas que pudieran complementar a estas (por ejemplo, a través de un refuerzo de las herramientas comunes de compartición del riesgo presupuestario de los países individuales). Una mayor ambición y coordinación de la respuesta a escala europea no es una opción; es una necesidad", ha afirmado De Cos.

Por otra parte, se ha referido a las necesarias medidas de contención que han aplicado países como España, recordando que han provocado una "disrupción muy severa de la actividad económica". También ha destacado las medidas presupuestarias que se han adoptado en varios países para apoyar a las familias, autónomos y empresas con el fin de amortiguar esta crisis.

"Son medidas necesarias y adecuadas para este momento de máxima urgencia", ha sentenciado.

No obstante, el gobernador también ha recordado que "la pandemia será un episodio transitorio" y la duración de sus efectos dependerá de dos claves: cómo se frene la ola de contagios y cómo se dirijan las políticas públicas para sostener la economía.