La planta de Airbus en la localidad gaditana de El Puerto de Santa María ha decidido parar la producción este jueves por "motivos de seguridad" ante los "piquetes violentos" con motivo de la huelga indefinida de las industrias auxiliares del metal.

Noticias relacionadas

La planta que ha parado su producción es Centro Bahía de Cádiz (CBC) y, por el momento, está previsto que sea solo durante la jornada de este jueves. Los trabajadores no han podido acceder al recinto y la dirección del CBC ha decidido enviarlos a casa por su seguridad, según han informado fuentes de Airbus a EL ESPAÑOL-Invertia.

La otra planta de esta compañía en la provincia de Cádiz, ubicada en Puerto Real, mantiene su producción y sus trabajadores han podido acceder a ella. Precisamente, hace escasas horas que los sindicatos mayoritarios, CC.OO y UGT, anunciaron que ratificarán el preacuerdo firmado con la empresa que incluye el cierre de esta planta y el traslado de los empleados al CBC, una medida apoyada por los afiliados pero que provoca gran descontento en la Bahía de Cádiz.

Las industrias auxiliares del metal de Cádiz están en huelga indefinida desde el martes por la falta de acuerdo sobre su convenio colectivo. Las jornadas de protestas han contado con barricadas, cortes de vías y concentraciones a las puertas de industrias tractoras como los centros de Navantia, Airbus y Alestis.

Los principales escollos en la negociación de este convenio son la subida de los salarios acorde al Índice de Precios al Consumo (IPC) y el plus penoso, tóxico y peligroso.

Los empresarios y los sindicatos volverán a reunirse este jueves por la tarde en Sevilla para negociar. Ya se citaron el miércoles y mantuvieron una reunión de más de doce horas que no consiguió poner fin a esta huelga. 

"Hemos tenido que prender fuego"

El alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', ha mostrado su apoyo a las manifestaciones de los trabajadores del metal, con quienes se ha reunido este jueves. "Hemos tenido que prender fuego para que Madrid se fije en nosotros", ha dicho para, acto seguido, dejar claro que "en Cádiz somos obreros y no delincuentes".