Firmar un contrato de alquiler suele llevar aparejado un desembolso inicial difícil de afrontar para muchos inquilinos, que deben pagar de una sola vez la primera mensualidad, la comisión de la inmobiliaria si procede y la fianza, que puede llegar a suponer hasta otras tres mensualidades.

Noticias relacionadas

Frente a los dos primeros hay poco que hacer, pero desde la insurtech Cleverea quieren hacer más ligera la carga del tercer pago, para lo que trabajan en el lanzamiento en la primera semana de junio de un seguro que sustituirá a las temidas fianzas del alquiler.

Esta póliza, según explica a Invertia el consejero delegado de Cleverea, Álvaro Sanz, permitirá al inquilino, a cambio del pago de una cuota mensual, evitar tener que abonar la fianza cuando firme el contrato de un piso en alquiler, pues será la aseguradora la que se la pague al propietario en su lugar.

Seis euros al mes

Así, a través de este producto, llamado FianzaZero, para el caso de un alquiler de 1.000 euros al mes en el que el casero pida una mensualidad como fianza la cuota del seguro se situaría en unos 5,55 euros al mes. Si el contrato estipula que la fianza equivale a dos mensualidades, entonces la cuota del seguro será de unos 11 euros al mes.

Esta fórmula, como explica Sanz, permite tener a ambas partes satisfechas: protege al propietario de las mismas eventualidades que tener la fianza pagada por el inquilino y a este le evita realizar un fuerte desembolso cuando se muda a la vivienda. La aseguradora, por su parte, no tiene por qué perder nada si no se producen desperfectos en la casa y la fianza se devuelve al completo, como ocurre en gran parte de los casos en los que no hay seguro de por medio.

Cleverea. Cleverea

"Si no hay destrozos o impagos, la siniestralidad para nosotros es de cero", explica el consejero delegado de la compañía. Eso sí, Cleverea realiza una evaluación sobre la solvencia del inquilino antes de comprometerse a abonar la fianza, de forma que "no todo el mundo puede acceder", como añade Sanz.

Y, por supuesto, si se producen desperfectos, es Cleverea la que los asume, como ocurre con cualquier otro seguro. Con todo, el responsable será siempre el inquilino, de manera que la compañía se reserva el derecho de reclamación cuando los desperfectos que debe asumir se deban a destrozos intencionados, por ejemplo.

El proceso de solicitud es sencillo. El primer paso es que el propietario rellene todos sus datos y los de la casa una petición, que será más tarde revisada y completada por el inquilino. Después, la compañía evalúa esta petición para determinar si el inquilino es apto para optar a este seguro y, en caso afirmativo, es Cleverea la que se encarga de realizar los trámites para gestionar el cobro del seguro y depositar la fianza en el instituto de vivienda o la entidad pertinente.

Seguros de hogar y movilidad

En paralelo, la compañía trabaja en el lanzamiento de seguros de hogar, que aún están en "fases muy preliminares", pero para los que en la compañía ya tienen claro que seguirán su filosofía. Es decir, permitirán pagos mensuales y cancelación en cualquier momento, a lo que se suma que se solicitarán de forma online.

Además, la compañía trabaja con una plataforma de entrega a domicilio de la compra del supermercado para lanzar seguros para riders y también pólizas para la cobertura del uso de patinetes (uso personal, profesional, alquiler, flotas de empresas y movilidad compartida) que lanzará a lo largo de este año.

Para finales de 2021, la compañía tiene el objetivo de alcanzar entre 5.000 y 10.000 asegurados, una intención que eleva hasta 50.000 en 2022. "Cada semana vamos mucho mejor que la anterior", explica Sanz. A estos planes ayudarán también las alianzas con comparadores como Rastreator, con el que ya trabajan, y otros con los que lo harán próximamente.