El líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado que su formación presentará este martes en el Congreso de los Diputados una solicitud para que los créditos avalados por el ICO para empresas y autónomos afectados por la crisis tengan una mayor flexibilidad en los plazos de amortización y carencia. 

Noticias relacionadas

En concreto, el grupo solicita al Gobierno ampliar a seis años la garantía pública de los préstamos de las Líneas ICO aprobadas para hacer frente al impacto de la crisis, "con el fin de facilitar y promover la ampliación del plazo de amortización de estos préstamos a 6 años y facilitar su devolución en un contexto económico más negativo que el inicialmente previsto".

Del mismo modo, también solicitan que en este tipo de préstamos se facilite la extensión del periodo de carencia del principal por un plazo igual al que ya tengan firmado los clientes en las condiciones vigentes de su préstamos.

Fuentes del Ministerio de Economía recuerdan, no obstante, que la línea aprobada está sometida a la normativa comunitaria, que sí permite alcanzar esos seis años. Sin embargo, el acuerdo con Europa se cerró con un máximo de cinco años al considerar todas las partes que era un plazo suficiente según el análisis llevado a cabo. Ahora, modificar las condiciones supondría reestructurar toda la deuda.     

Casado ha indicado que la solicitud se registrará este martes, argumentando que "lo lógico" es que las empresas que no han podido recuperar aún su actividad "no tengan que devolver un crédito ICO cuando no se ha recuperado la recaudación".

Estas declaraciones las ha realizado durante la clausura de la Asamblea General de 2020 de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) este martes, en la que ha acompañado al presidente de los empresarios madrileños, Miguel Garrido, junto con el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi.

A 30 de agosto, las entidades españolas ya habían inyectado 99.000 millones de euros a empresas, pymes y autónomos a través de 799.635 préstamos avalados por el ICO, según avanzó la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. De esa cifra, casi 75.000 millones de euros han sido cubiertos con garantías públicas.

El 97% de las operaciones de financiación y renovación aprobadas se concentra en autónomos y pymes, quienes cuentan con una cobertura del aval del 80%. Este colectivo, el más vulnerable ante la situación generada por la expansión del coronavirus, ha recibido más de 68.000 millones de euros de liquidez, de los que más de 54.400 millones de euros contaban con garantía pública.

Por su parte, las empresas de mayor tamaño, con una cobertura del aval del 70% para nuevos préstamos y del 60% para las renovaciones, han sido financiadas con 30.349 millones de euros, 20.381 millones de euros garantizados.