Antonio Huertas, presidente de Mapfre, ha realizado una profunda defensa de las oportunidades que el actual contexto económico causado por la pandemia de coronavirus puede facilitar. Durante su intervención en el seminario organizado por la Apie, el directivo ha hecho hincapié en la importancia de realizar una serie de reformas que permitan dejar atrás parte de las ineficiencias de la economía española.

Noticias relacionadas

"Hay que atajar la sangría del mercado laboral que expulsa a cientos miles de personas cada vez que la economía estornuda. Hay que aumentar los ingresos, pero, perjudicando al empleo, aumentando sin ton ni son los impuestos a empresas y a autónomos, ni por la vía de atacar a los trabajadores por cuenta ajena, ni perjudicar a las clases medias camuflando el impacto de la subida en los impuestos indirectos. La fórmula para ingresar más no puede ser subir impuestos", ha señalado Huertas.

En este sentido, el presidente de Mapfre ha propuesto poner el foco en la economía sumergida y en la eficiencia en el gasto. "Hay que eliminar actividades claramente insolidarias frente a las necesidades del país. Y también hay que controlar parte del gasto público. No me refiero al gasto social, sino a las ineficiencias que arrastramos del pasado, y ahí la digitalización de las administraciones ayudaría sustancialmente si hay verdadera voluntad política".

Huertas ha comparado las diferencias de cómo el sector privado y el público han encarado la actual crisis. "Durante el confinamiento hemos visto como la mayor parte del sector privado ha respondido firmemente enviando a teletrabajar a sus empleados, manteniendo altos índices de normalidad, a diferencia de las administraciones públicas, inoperantes en muchos casos por esa falta de digitalización".

Reacción frente al ciberataque

El presidente de Mapfre ha aprovechado su intervención para dar detalles sobre la situación que atraviesa la aseguradora tras sufrir un ciberataque a mediados del mes de agosto. "Desde hoy mismo, nuestros sistemas productivos están prácticamente al mismo nivel operativo que teníamos antes del incidente. Desgraciadamente, hay una ciberdelincuencia internacional, frente a la que sólo cabe una acción internacional público privada coordinada, en la que los agentes económicos ayudemos a las instituciones, que combaten estos delitos, a acabar con estas prácticas".

Huertas ha detallado las medidas que adoptaron tras conocer la incidencia. "Lo primero que hicimos fue activar los protocolos previstos en el Plan de Continuidad de Negocio para proteger los sistemas, y garantizar la prestación del servicio a nuestros clientes, colaboradores y empleados".

Un proceso en el que la compañía ha querido mostrarse lo más trasparente posible ante todos los afectados. "De inmediato, informamos, no solo a los organismos pertinentes, sino también a la opinión pública. Y lo hicimos voluntariamente en las primeras 24 horas desde que se detectó. Nuestro objetivo era doble: primero cumplir con nuestro compromiso de transparencia con todos nuestros grupos de interés, y en segundo lugar, alertar a otras empresas e instituciones de esta situación para que pudieran verificar preventivamente sus propios sistemas".

Para terminar Huertas ha querido lanzar un mensaje positivo tanto frente a la situación socioeconómica como ante experiencias como el ataque sufrido por Madpre. "Sigo pensando que vivimos un momento apasionante y lleno de oportunidades para aquellos que sepan y quieran aprovecharlas. La transformación que pusimos hace años en marcha nos ha fortalecido y nos ha permitido repeler este ataque. Este es el camino para hacer frente al futuro".