El 80,4% de los bonistas existentes de Codere ha mostrado su aceptación a sumarse al acuerdo que supone la emisión de nueva financiación por importe de 250 millones de euros, así como la prórroga de los actuales vencimientos de su deuda, con el objetivo de facilitar de suficiente liquidez a la compañía para continuar con sus operaciones.

Noticias relacionadas

Según informó la empresa española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), actualmente el 81,51% de los titulares de los bonos de 500 millones de euros, con tipo de interés al 6,750% y vencimiento en 2021, se han adherido a este plan.

También ha dado 'luz verde' el 78,30% de los titulares de bonos senior garantizados por importe de 300 millones de dólares (258 millones de euros al cambio actual), con interés del 7,625% y vencimiento en 2021.

Cuando Codere anunció esta propuesta de refinanciación, hace un mes, el porcentaje de bonistas con los que había suscrito este acuerdo se limitaba al 57,5%.

Los titulares de bonos existentes que se hubiese adherido antes de una fecha concreta, tenían derecho a percibir una comisión de aceptación equivalente al 0,5% del importe de principal de su bono.

Rating de S&P

La compañía de bingos, casinos, máquinas tragaperras y apuestas 'online' ha ejecutado esta propuesta de refinanciación en dos tramos, uno inicial por valor de 85 millones de euros destinado a dotar de liquidez a la compañía hasta el cierre de la misma y otro adicional por importe de 165 millones de euros que será ofrecido a los bonistas para su suscripción.

El pasado viernes, la agencia de calificación crediticia S&P Global decidió mantener sin cambios el rating como emisor a largo plazo de Codere en 'CC', al tiempo que le asignó una nota de 'CCC-' y de 'CCC+' a los 250 millones de euros de financiación adicional que obtuvo la compañía.

En concreto, la agencia calificó de 'CCC-' al primer tramo de 85 millones de euros de bonos súper sénior con vencimiento en septiembre de 2023, que han sido emitidos a través de la filial Codere Finance 2, radicada en Luxemburgo. Asimismo, esta nota ha sido situada en su lista de vigilancia especial positiva.

Asimismo, prorrogará dos años el vencimiento de los bonos existentes, hasta el 1 de noviembre de 2023, e incrementará su tipo de interés con arreglo a una parte obligatoria con pago en efectivo al 4,50% y, a elección del emisor, una parte complementaria con pago en efectivo o en especie.