El 100% de las asociaciones representativas del sector del taxi del área Metropolitana de Barcelona (AMB) y el 90% de empresas de intermediación han acordado que los sábados y domingos podrán salir a trabajar el 50% del total de la flota de taxis cada día, tal y como establece el reglamento metropolitano del taxi.

Noticias relacionadas

“Apelamos a la responsabilidad y compañerismo del sector en el peor momento de la historia del taxi para poder salir adelante de la mejor manera posible”, señala en un comunicado la asociación Élite Taxi Cataluña, que ha establecido un calendario de días de descanso en función de las terminaciones numéricas de las licencias.

“Nos hemos organizado entre asociación e intermediación y hemos hecho un pacto sectorial. Puede crear un precedente que jamás ha pasado en el taxi de la AMB. Es la hora de ponernos a prueba y ver si somos capaces como sector de autoorganizarnos. Es un reto porque si el sector responde no necesitaremos a la administración”, señala el portavoz de la asociación, Tito Álvarez.

Los taxistas catalanes se quejan de que no tiene sentido tener a tantos miles de taxis en la calle cuando no hay trabajo. Situación que también ocurre en otras ciudades como Madrid

Según el comunicado, este acuerdo llega después de muchas horas de intentar dar una mejor salida a la actual situación de emergencia que vive el sector en materia de regulación”. Y lo cierto es que este pacto va contra la actual regulación del Ayuntamiento dirigido por Ada Colau. 

Situación durante el confinamiento

Durante el mes de julio había vigente una regulación de la oferta para adaptarse a la escasa demanda, permitiendo que hubiera en la calle el 60% de los taxis con licencia en lugar del 80% que sería habitual. Esto ha supuesto cuatro días de trabajo para cada vehículo. 

La limitación daba continuidad a la normativa que redujo al 20% de taxis la oferta durante el estado de alarma desde mediados de marzo y que se tomó con el acuerdo del Ayuntamiento de Barcelona. Sin embargo, estos acuerdos solo llegan hasta julio, por lo que en agosto tendrían que salir cada día laborable el 80% de los taxistas. Algo que parece que no ocurrirá tras el acuerdo interno al que han llegado.

No obstante, desde el Ayuntamiento de Barcelona se están estudiando posibles soluciones que alivien la situación del taxi, que este verano con los rebrotes y la falta de turismo se está agravando aún más. Aunque de momento no hay nada sobre la mesa.