Indra se ha adjudicado un contrato por importe de 32 millones de euros con Iarnród Éireann-Irish Rail, la empresa operadora del sistema ferroviario irlandés, para desarrollar el sistema de gestión de tráfico del nuevo centro de control de trenes en Dublín, con capacidad para gestionar los 2.400 kilómetros de su red, que transportó a más de 50,3 millones de pasajeros en 2019.

Noticias relacionadas

En un comunicado, Indra explica que este contrato, adjudicado tras una licitación pública internacional, incluye el diseño, suministro, instalación y puesta en marcha de un sistema de gestión de tráfico ferroviario (TMS) y el equipamiento de control totalmente integrados, así como su mantenimiento durante 15 años, con posibilidad de ampliarlo a 20 años.

La empresa de tecnología y consultoría también añade que el contrato contempla además la puesta en marcha de instalaciones de entrenamiento, como un simulador de señalización, y la opción de proporcionar un centro de control de respaldo en una ubicación alternativa.

Automatización

Indra dotará el nuevo centro de control ferroviario con un sistema de control integrado y con un alto grado de automatización basado en su línea de soluciones Mova Traffic, lo que permitirá centralizar la gestión, hacerla más eficiente y segura, mejorar el servicio y la información ofrecida a los viajeros, la atención de incidentes y el mantenimiento.

El nuevo centro sustituirá al existente actualmente, también situado en la capital irlandesa, que cuenta con diferentes sistemas de control disgregados y, a diferencia de éste, tendrá capacidad para controlar la mayor parte de la señalización existente en la red y la que pudiera instalarse en proyectos futuros.

Además, Mova Traffic está preparada para incorporar capacidades digitales de Big Data, Inteligencia Artificial (IA) o Internet de las Cosas (IoT), que permiten adaptar el transporte a la demanda real, mejorar la experiencia del viajero, facilitar el mantenimiento, y una movilidad "más inteligente, segura, sostenible, eficiente, colaborativa y abierta".

Con este nuevo contrato en Europa, Indra refuerza su posición en el sector ferroviario, en el que ha implantado "con éxito" sus soluciones de última tecnología en países como Estados Unidos, Australia, Holanda, Lituania, México, Colombia, China, India o Malasia, entre otros.

La compañía lleva más de 15 años trabajando en Irlanda, con proyectos importantes en el mercado de transportes, como el túnel del puerto de Dublín y muchas de las autopistas del país. El nuevo proyecto asegura que Indra continuará trabajando en Irlanda durante al menos otros 20 años.