Zity relanzará su servicio de carsharing el próximo el 20 de mayo a las 8:00 horas después de dos meses de inactividad. La compañía paralizó su actividad tras decretase el estado de alarma el pasado 14 de marzo. Ahora, la empresa vuelve a poner en marcha sus operaciones en Madrid a lo que añade el lanzamiento del servicio en París, que también estará disponible el 20 de mayo.

Noticias relacionadas

Para esta nueva etapa, Zity ha establecido una serie de nuevas normas y recomendaciones de uso con el fin de garantizar la seguridad de sus usuarios y evitar contagios. En este sentido, la empresa recomienda tomarse la temperatura antes de usar el servicio e insta a aquellos usuarios con sospechas de padecer la enfermedad o que superen los 37 grados de temperatura corporal a no utilizar sus coches.

Del mismo modo, para utilizar sus vehículos a partir de ahora será obligatorio el uso de mascarilla. Una medida a la que acompaña que, en cada uno de los viajes, los usuarios podrán ocupar las cinco plazas sólo si todos los ocupantes residen en el mismo domicilio.

Centro de cargas de Zity, Madrid. Carlos R. Cózar

De no ser así, los vehículos solo podrán ser utilizados por dos personas al mismo tiempo y recomienda que el segundo pasajero viaje en la fila de asientos posterior.

"Para ZITY la seguridad de nuestros usuarios y empleados es lo más importante, sobre todo ahora que estamos viviendo una situación de pandemia en la que debemos extremar todas las medidas para proteger nuestra salud. Por eso, con el apoyo de los especialistas en seguridad y salud de Ferrovial y Renault, hemos implantado los procedimientos operativos y las nuevas normas de uso del servicio, que garantizan el desarrollo de nuestra actividad de la forma más segura para todos", afirma Javier Mateos, CEO de Zity.

En paralelo a estas recomendaciones, la empresa de carsharing ha incrementado las frecuencias de limpieza e higienización de su flota, y ha establecido un protocolo de desinfección. Los vehículos serán desinfectados el 100% de las ocasiones que pasen por las bases de recarga, que como máximo ocurrirá cada 48 horas.

Para incrementar la frecuencia de las desinfecciones, la compañía está desplegando patrullas itinerantes de limpieza y desinfección en todas las zonas de la Comunidad de Madrid en las que el servicio está disponible con el objetivo de conseguir una limpieza diaria de la flota.

Nuevas tarifas y más opciones

La compañía va a aprovechar este relanzamiento para ajustar sus tarifas y extender el alcance de su servicio en Madrid. Las tarifas dinámicas seguirán ajustando el precio por minuto a la demanda existente. A partir del próximo 20 de mayo, y de forma temporal, el precio mínimo por minuto pasa de 0,21 euros, a la nueva tarifa mínima de 0,17 euros por minuto.

Del mismo modo, Zity va a lanzar nuevas tarifas planas para alquileres de hasta tres días. De estar forma, los usuarios podrán utilizar los vehículos durante un día por 30 euros, dos días por 50 euros y tres días por 60 euros.

La aplicación de la compañía siempre elegirá automáticamente la tarifa más económica para el usuario, de forma que si el usuario alcanza un consumo de por ejemplo 30 €, podrá disfrutar del vehículo durante 24 horas desde el inicio del alquiler sin ningún cargo adicional.

Gold Pin

A estas tarifas se suma una nueva funcionalidad denominada Gold Pin. Desde el 20 de mayo, la aplicación de Zity mostrará con un icono amarillo aquellos coches que puntualmente serán promocionados con el mínimo precio disponible.

Esta funcionalidad permitirá a los usuarios la reserva de estos vehículos en las mismas condiciones que el resto de la flota, pero beneficiándose de una tarifa de hasta 0,17 euros por minuto.

La compañía también abrirá todos los aparcamientos públicos que tiene disponibles, y mantendrá las sillas infantiles en 300 coches, con la obligación de que los niños menores de cuatro años que las usen deberán ir equipados de mascarilla. El servicio al aeropuerto no estará operativo hasta nueva orden.

"Ahora más que nunca tenemos que ofrecer a nuestros usuarios un servicio más flexible y completo, que les permita realizar sus desplazamientos necesarios con la máxima libertad y seguridad, y con un coste incluso más asequible. De nosotros también depende minimizar el impacto de la crisis sanitaria que sufrimos y ayudar a los ciudadanos de Madrid en este tiempo tan complejo", concluye Mateos.