Indra se ha situado como referencia de aplicación del nuevo paradigma de trabajo digital, en el que el teletrabajo y la tecnología son los elementos clave para facilitar la operativa de empresas y organizaciones en tiempos de coronavirus.

Noticias relacionadas

Previendo la inminente declaración del estado de alarma en toda España por el Covid-19, el 11 de marzo Indra comenzó a facilitar el trabajo en domicilio a todos sus profesionales. Solo 48 horas después, todos los profesionales que podían disfrutar de esta opción, que suponen más del 90% de la plantilla en España (que suma cerca de 30.000 empleados), estaban trabajando en su domicilio.

Esta transformación incluyó ampliar la capacidad de redes y usuarios concurrentes, asegurar la puesta a punto y la implementación de las herramientas de colaboración online, además de garantizar la disponibilidad y suministro de equipos físicos, como portátiles, móviles y módems, para todos aquellos empleados que lo pudieran necesitar.

Todo ello ha estado basado en el plan de despliegue de capacidades y tecnología desarrollado previamente, y en la profesionalidad de sus empleados, sustentada por la experiencia de Minsait (su filial de Tecnologías de la Información) como empresa líder en digitalización de organizaciones y procesos

"Alcanzar unos altos niveles de efectividad del modelo de trabajo en domicilio, junto con el del resto de profesionales de la compañia que trabajan físicamente en edificios de Indra o de cliente, han sido claves para que Indra haya conseguido garantizar sus capacidades intactas y alto nivel de servicio a clientes, al tiempo que haya podido asegurar la más alta protección de sus profesionales y facilitar un modelo de conciliación y atención a sus familias", indica la compañía en un comunicado.

"La puesta a disposición de los empleados de numerosos nuevos medios y herramientas que facilitan su vida y una política de información permanente han sido esenciales para lograr este objetivo", precisa Indra.

Previsión

Días antes de que se declarase el Estado de Alarma, la compañía ya enviaba información periódica a sus profesionales sobre el coronavirus o las medidas preventivas que se iban tomando, al tiempo que había habilitado una dirección de correo electrónico específica para canalizar dudas, peticiones o avisos.

Poco después, ya existía un site específico en su Intranet con toda la información y recomendaciones de salud, higiene o para mantener la seguridad de la información, reuniones en remoto o gestionar equipos virtuales.

Estos y otros pasos dados por la compañía como parte de su plan de transformación cultural para hacer de Indra una compañía más ágil, innovadora y flexible han facilitado esta transición”, explican desde Indra.

Nuevos recursos

Desde la compañía concretan que "la existencia previa de un Programa de Bienestar, de una Universidad Corporativa con un potente campus virtual, o de nuevas herramientas digitales puestas al servicio de los profesionales han sido la base sobre la que Indra ha lanzado toda una batería de servicios para facilitar el trabajo y la vida personal de sus profesionales durante el confinamiento".

Entre estos nuevos recursos, destaca la puesta a disposición de los profesionales de diferentes herramientas gratuitas para el cuidado de su salud. "Algunos casos son un servicio de teletrabajo saludable, una App de telemedicina y otra para plantear a médicos voluntarios dudas sobre el coronavirus. El Programa de Bienestar de Indra está facilitando también multitud de vídeos, webinars, artículos o sesiones destinados para lograr una alimentación saludable, buenos hábitos posturales, gestionar el estrés o la cuarentena en compañía de niños o para el entrenamiento gratuito y las actividades físicas desde casa. E incluso un nuevo servicio de apoyo psicológico".