Cepsa obtuvo un beneficio neto de 820 millones de euros en 2019, lo que representa un descenso del 1,2% con respecto al ejercicio anterior, según informó la compañía.

El resultado neto del grupo se vio positivamente impactado por la partida de no recurrentes del traspaso de su participación del 42,09% de Medgaz a Mubadala, posteriormente vendido por el fondo soberano de Abu Dabi a Naturgy y Sonatrach.

Eliminando los elementos no recurrentes y calculando la variación de inventario a coste de reposición, el grupo registró un beneficio neto ajustado de 610 millones de euros, lo que supone una caída del 19%.

El grupo controlado por Mubadala y The Carlyle Group indicó que este descenso se debió, principalmente, al entorno de bajos márgenes de refino, especialmente en el primer y cuarto trimestre del año; así como a la caída de los márgenes de algunos productos petroquímicos.

El resultado bruto de explotación ajustado (Ebitda) se situó a cierre de 2019 en los 2.058 millones de euros, un 17% más que los 1.762 millones de euros del ejercicio anterior.

Este incremento estuvo motivado, fundamentalmente, por el buen comportamiento de los negocios de Exploración y Producción, que aumentaron un 48% respecto a 2018, y Marketing, que creció un 35%.

Las inversiones de Cepsa durante 2019 ascendieron a 924 millones de euros y el flujo de caja libre fue de 1.152 millones de euros (antes del pago de intereses y dividendos).

En concreto, la compañía realizó un importante esfuerzo inversor relacionado con el desarrollo de los campos de producción de crudo en Abu Dabi, así como proyectos en el área de Refino destinados a la optimización de las refinerías.

Estos resultados se alcanzaron en un entorno en 2019 con un precio del crudo Brent que situó su cotización media en los 64,3 dólares por barril, un 9% inferior a los 71 dólares de 2018, y un margen de refino que se redujo hasta los 4,3 dólares por barril, desde los 6,1 dólares del año anterior.

Por áreas de negocio, Exploración y Producción registró un resultado bruto de explotación ajustado de 963 millones de euros, con un incremento del 48% con respecto a 2018, debido principalmente al inicio de las operaciones en el año de los campos SARB y Umm Lulu (en Abu Dabi), adquiridos en 2018.

El beneficio neto ajustado de este negocio alcanzó los 194 millones de euros, un 17% inferior al de 2018, debido principalmente al menor resultado en Colombia por menores precios de venta y mayores amortizaciones e impuestos, así como la todavía limitada contribución de SARB y Umm Lulu (dado que estos campos no han alcanzado todavía su producción 'plateau') debido a la alta amortización, elevados impuestos y 'royalties' en Abu Dabi.

Producción de crudo

Por su parte, la producción de crudo se situó en 92.600 de barriles diarios, cifra un 11% superior a la 2018, debido fundamentalmente a esa entrada en producción en el primer trimestre del año de los campos SARB y Umm Lulu.

En el área de Refino, el resultado bruto de explotación ajustado de esta área de negocio en 2019 fue de 433 millones de euros (-25%), mientras que el beneficio neto ajustado alcanzó los 124 millones de euros, con una caída del 52% con respecto a los 258 millones de euros del año anterior.

Este descenso, experimentado por el mercado en general, se ha debió principalmente a los menores márgenes de refino, impactado por los cracks de los destilados ligeros y medios en el Mediterráneo, así como mayores costes de suministro por la subida de las primas de los crudos de alto azufre.

El nivel de utilización de la capacidad de destilación de las refinerías fue del 89%, en línea con 2018, y se ha producido 21,5 millones de toneladas de derivados petrolíferos.

En este periodo, Cepsa realizó inversiones en el área de refino por importe de 469 millones de euros, destinadas al aumento de la capacidad de conversión y eficiencia de sus refinerías así como al mantenimiento y seguridad de estas.

Mientras, el área de Markeking alcanzó un resultado bruto de explotación ajustado de 463 millones de euros, un 35% más que en 2018, impulsado por el buen comportamiento de la red de estaciones de servicio, del negocio de bioenergía y al incremento de los volúmenes de venta y márgenes en el negocio de asfaltos. Adicionalmente, la aplicación de la NIIF 16 ha supuesto un incremento de 75 millones de euros.

Por su parte, el beneficio neto ajustado de este negocio de Marketing se situó en 221 millones de euros, un 17% superior a los del año anterior.

En lo que respecta al negocio de Química, registró un resultado bruto de explotación ajustado de 246 millones de euros en 2019, en línea con lo de 2018.

Por su parte, el beneficio neto ajustado de este negocio alcanzó los 107 millones de euros, un 3% inferior a los de 2018, afectado por el deterioro de márgenes internacionales de algunos productos petroquímicos, si bien la entrada en vigor de la NIIF 16 (+26 millones de euros) minoró este efecto negativo.

A mediados del pasado mes de octubre, Mubadala completó el acuerdo con The Carlyle Group para la adquisición de una participación del 37% de Cepsa, en una operación basada en una valoración de la compañía de 12.000 millones de dólares (unos 10.600 millones de euros).

Asimismo, el grupo indicó que ha repartido como dividendo en especie su 42% de Medgaz a Mubadala. El fondo soberano de Abu Dabi acordó la venta a Naturgy y Sonatrach de esta participación en el gasoducto por 548 millones de euros.