Sniace ha informado este viernes de que no tendrá listas en tiempo sus cuentas anuales del ejercicio 2019. En una comunicación de información privilegiada remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) explica que antes deben ser revisadas por la administración concursal de la compañía.

Noticias relacionadas

El documento remitido al supervisor explica:

"Como continuación de la Información Privilegiada publicada por la Sociedad con fecha

13 de febrero y con número de registro 12, a la vista de que se está pendiente de recibir el Auto de apertura de la fase de liquidación que supondrá la sustitución de la administración actual por la administración concursal, se retrasará la formulación de las cuentas anuales hasta la revisión de las citadas cuentas por la administración concursal".

El pasado 13 de febrero, Sniace anunció que al día siguiente solicitaría su liquidación ante la imposibilidad de "mantener la viabilidad financiera de la compañía y atender en tiempo y forma sus obligaciones de pago". Una situación a la que llegó como consecuencia de la ruptura unilateral de los contratos de cogeneración que tenía suscritos para su fábrica de Torrelavega.

La compañía está suspendida de cotización desde el pasado 12 de febrero. Los pequeños accionistas de la compañía aguardan la llegada de un 'caballero blanco' de último minuto que salve su inversión. En caso de liquidación, el orden de prelación sitúa a los titulares de acciones entre los últimos en recibir posibles compensaciones, lo que hace muy probable que en este escenario sus títulos acabaran convertidos en papel mojado. De momento, permanecen congeladas a 0,046 euros.