A LOS LEONES: Mário Pereira (Worten) y José Luis Saiz (Bimbo)

Empresas A LOS LEONES

17 febrero, 2020 01:26

Mário Pereira debe salvar a Worten de su disolución

Worten está pasando una de sus peores crisis desde que desembarcó en España en 2009. La tienda de electrodomésticos y electrónica ha acusado como nadie la arremetida de gigantes del comercio electrónico como Amazon y no ha logrado mantener el tipo frente a otros competidores como Media Markt o PC City.

Las cuentas de 2008 recientemente enviadas al Registro Mercantil reflejan un desequilibrio de 320 millones de euros. Del mismo modo, estas cuentas dicen que las pérdidas acumuladas hasta el primer semestre del ejercicio 2019 han colocado a la empresa en causa de disolución. Los auditores (PwC) han manifestado "dudas significativas" sobre la capacidad de la empresa para seguir operando.

Una situación que Mário Pereira, Iberian Chief Operating Officer at Worten, no ha podido controlar. Ratificado en enero de 2019 ha puesto en marcha el cierre de 14 tiendas en España en poco más de un año, hasta los actuales 46 establecimientos y ya puso en marcha un expediente de regulación de empleo que afectó a 79 trabajadores.

La dirección de la compañía está inmersa en una transformación para potenciar los canales digitales al mismo tiempo que aumentó sus ingresos en un 23% hasta llegar a los 243,6 millones de euros. Se ve una luz al final del túnel, pero el equipo de Pereira deberá redoblar los esfuerzos para evitar el cierre de la compañía y poner en marcha un plan de futuro.

José Luis Saiz busca sacar a Bimbo de números rojos

La matriz del Grupo Bimbo en España cerró su ejercicio 2018 con una pérdida neta de 351 millones de euros, seis veces más que en 2017.El origen de estos resultados está en los deterioros millonarios que aplicó en algunas de las principales sociedades que componen el grupo en base a sus nuevas perspectivas de negocio.

Para evitar la causa de disolución, Bakery Investments Iberia llevó a cabo seis ampliaciones en 2018 y cuatro en 2019. Y por si fuera poco la compañía realizó un ERE a 300 personas en Bimbo Donuts, en septiembre pasado y ante la caída de ventas en el sector de bollería en nuestro país.

Para intentar solucionar la situación, en diciembre del año pasado se nombró como responsable de la compañía a José Luis Saiz director general para España y Portugal, pero sus primeros movimientos no han sido del todo afortunados. Bimbo compró Siro, la fábrica de pan de molde que vende a Mercadona, aunque la arremetida de Dulcesol en el supermercado valenciano comienza a discutir un mercado que parecía cautivo para la compañía de origen mexicano.

Un destino nada claro que José Luis Saiz deberá intentar aclarar cuanto antes si quiere comenzar a construir la nueva Bimbo y alejarla de las inestabilidades de la última década.