El Corte Inglés ha llegado a cuerdo con Cellnex Telecom para venderle los derechos de explotación de más de 400 antenas de telefonía que el grupo de distribución tiene instaladas en las azoteas de más de un centenar de sus centros.

Noticias relacionadas

El precio final de la transacción alcanza aproximadamente los 70 millones de euros, cantidad que podría ampliarse si se cumplen determinados objetivos financieros, según ha avanzado Cinco Días.

De esta forma, el grupo presidido por Marta Álvarez sigue con su plan de desinversiones con el objetivo de reducir deuda al desprenderse de su negocio de antenas móviles, una operación que se suma a la venta a finales de 2019 de Iecisa, su filial de informática, al Groupe Français d'Informatique (Gfi) por un importe que osciló entre 350 y 370 millones de euros.

Las antenas de cuya explotación ahora se desprende El Corte Inglés son operadas por los principales operadores de telefonía móvil del país, Telefónica, Vodafone, Orange y MásMóvil. El negocio que generan estas antenas consiste en el canon que estos operadores pagan por la cesión del espacio.

Desde la dirección de análisis de Grupo Banco Sabadell han señalado que la operación es pequeña para Cellnex Telecom por lo que no constatan un impacto relevante.