El grupo MásMóvil ha comenzado el año marcando un nuevo récord de portabilidad. La operadora amarilla arrebató 54.400 líneas móviles a sus competidores en el mes de enero, según los datos a los que tenido acceso EL ESPAÑOL y que deben ser confirmados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Noticias relacionadas

La compañía presidida por Meinrad Spenger también la que más ganó en líneas fijas de internet con 24.400 altas. Las dos cifras se convierten en los mejores datos de la operadora en más de un año.

De esta manera, la teleco vuelve a ser la que más crece del mercado tras cerrar un 2019 en el que registró una portabilidad neta de 413.500 en móvil y 254.000 en fijo. En total, 668.000 nuevas líneas en el año.

La portabilidad refleja mejor que ningún otro dato la guerra comercial de las operadoras al ser el saldo neto resultante de las líneas que arrebatan a su competencia y las que pierden ante las otras telecos. 

Es el indicador que se conoce con mayor rapidez ya que es común a todas las compañías, aunque es una fotografía parcial del comportamiento comercial del sector. De esta manera, el número total de clientes ganados también incluye las altas que se realizan por otros canales y la suma de nuevos números.

Digi sigue creciendo

En enero, la única operadora que se acertó a los registros de MásMóvil fue Digi, que ganó 31.200 líneas móviles en el comienzo de año. En fijo sus niveles de crecimiento son todavía discretos, aunque el sector espera que cierren 2019 cerca de los dos millones de clientes.

En móviles, grupo Vodafone ganó 340 líneas, mientras que perdió 3.000 en fijo. En el caso de Orange fue la que más se dejó por portabilidad con 66.000 lineas menos en móviles y 13.700 en fijo.

Estas dos operadoras comenzaron el mes de enero con agresivas ofertas comerciales que intentaron agitar el mercado, aunque sus datos de portabilidad -no son la única referencia- demuestra que sus promociones no tuvieron el efecto esperado en esta parte del pastel de la estrategia comercial.

En el caso de Movistar, las cosas no fueron mucho mejor con 25.500 líneas móviles menos de portabilidad en enero y 27.800 menos en fijo. Euskaltel tampoco tuvo un gran comienzo de año a pocos meses de dar el esperado salto a competir a nivel nacional. Se dejó 2.700 líneas móviles y 1.300 fijas.