El nacimiento de multitud de servicios de movilidad ha traído consigo un problema añadido. Las pantallas de los smartphones de los usuarios se están llenando de multitud de nuevos iconos que, en muchas ocasiones, pocas veces se pulsan después de la instalación inicial. Esta circunstancia, sumanda a las necesidades cada vez mayores que existen sobre información relacionada con la movilidad ha hecho que comiencen a popularizarse plataformas que pretenden unificar toda esa experiencia.

Noticias relacionadas

Este es el caso de Wondo, una iniciativa lanzada por Ferrovial que persigue hacerse con un rol importante en el día a día de los usuarios que utilizan de forma más intensiva distintos tipos de transporte. Tras unos meses de operación la compañía anunció la semana pasada un gran acuerdo con Moovit, la aplicación de movilidad más popular del mundo y que cuenta con más de 20 millones de usuarios en España.

Para repasar este acuerdo, así como los planes de la compañía, hemos charlado con Ion Cuervas, CEO de Wondo, quien tras una exitosa carrera como emprendedor y un tiempo en BBVA, se ha puesto al frente de un proyecto en el que Ferrovial tiene muchas ilusiones depositadas. 

¿Cómo se llega a un acuerdo con la plataforma de movilidad que más usuarios tiene en el mundo?

Desde los primeros pasos de Wondo ha existido relación con Moovit. Los equipos de innovación de Ferrovial realizan viajes de exploración de proyectos para detectar iniciativas en todo el mundo. En uno de estos viajes se conectó con esta compañía. Unos meses después del lanzamiento de Wondo, surgió la idea de hablar con Moovit al darnos cuenta de que en la industria de la movilidad las cosas van a toda velocidad. ¿Para qué? Gracias a su gran base de clientes tenemos opciones de ir mucho más rápido.

¿Cómo ha sido el proceso de la negociación?

Encajamos muy bien desde el primer momento. Al final, el objetivo es afianzar el concepto de 'Mobility as a Service'. Entender todos los servicios de movilidad que hay y aportar a nuestros usuarios un valor añadido diferencial. Tenemos que ser capaces de dar una alternativa al coche privado. Poco a poco podemos ir creando distintos paquetes de servicios que lo sustituyan.

El plan de hacer elegir a los usuarios por transportes alternativos parece ser compartido por muchas iniciativas pero, ¿cómo lo piensan hacer?

Los números nos ayudan. De media en Europa, los usuarios gastan entre 6.000 y 7.000 euros al año en su coche. Si separamos esa bolsa de dinero de la economía de cualquier hogar se puede hacer un gasto en movilidad mucho más eficiente que el coche con los servicios que ya existen. La mayoría de la gente no aprovecha lo que gasta anualmente en su coche. Hay una gran oportunidad de crear paquetes de movilidad que permitan a la gente sacarle más provecho a ese dinero con lo que, además, haremos ciudades más sostenibles.

¿Tienen alguna experiencia positiva en este sentido?

Hace un par de meses realizamos una acción en la que llamamos a los usuarios que usan de forma más intensiva Wondo. Nos llevamos una grata sorpresa cuando dimos con personas que nos reconocieron que después de usar nuestra aplicación durante tres meses se estaban planteando vender su coche. Se han dado cuenta de que, en varios casos, es más eficiente para ellos ir al trabajo utilizando transporte público y volver usando carsharing, por ejemplo.

¿Qué impacto tienen estos cambios de comportamiento?

Las implicaciones en materia de sostenibilidad son enormes. Estamos quitando coches de la carretera, utilizando mejor el servicio público y además cambiando kilómetros que antes se hacían en coches de gasolina por coches eléctricos.

En estos momentos, ¿qué beneficios tiene un usuario de Wondo?

Además de la planificación y la información más precisa sobre las distintas posibilidades de cómo moverte por la ciudad hemos creado los Wondo tickets. Gracias a ellos nuestros usuarios pueden contratar servicios de movilidad con grandes descuentos. Cuanto más usan estos créditos más económico les resulta usar los servicios de movilidad con los que tenemos acuerdos.

¿Estamos muy lejos de poder pagar varios servicios desde una misma app?

Para llegar a ese punto hace falta mucho diálogo entre operadores. Todos tenemos que entender que la gente va a querer una sola aplicación en la que estén todos los servicios que sustituya a su coche y que van a querer realizar un sólo pago por todo lo que contraten. Hay que ayudar a integrar tecnológicamente a todos los servicios.

¿Cuáles son los siguientes pasos que tienen en su hoja de ruta?

Esperamos integrar el taxi en unos tres meses y que se puedan realizar pagos directamente desde nuestra app. Una vez consigamos esto, el camino será similar con otros operadores de servicios de transporte.

Una de las cuestiones que más preocupa a la gente es cómo tratan sus datos personales plataformas como Wondo, ¿qué medidas toman en este sentido?

Cumplimos la legalidad hasta el mínimo detalle. Pedimos consentimiento para todo. El usuarios sabe, en todo el momento qué datos vamos a pedirte y para qué los vamos a utilizar. Nosotros queremos darle el mejor servicio, no hacer negocio con ellos.

¿Qué papel juegan los ayuntamientos en todo esto?

Va avanzando poco a poco. Sería muy interesante que, con el consentimiento de los usuarios, los ayuntamientos tuvieran acceso a todos los datos de todos las plataformas que operan en la ciudad para que ellos tengan el mejor conocimiento de qué está pasando en cada municipio.

¿Y el transporte público?

Es y va a ser el centro de la movilidad de las ciudades. Nosotros queremos ser un servicio de suscripción que englobe a todas las alternativas, sabiendo que muchas de ellas van a ser de transporte público. Lo ideal es que el transporte público sea el eje. Ahora mismo representa el 60% de la movilidad y los nuevos servicios es el 3%. El resto es el coche privado.

¿Podremos pagar también servicios de transporte público en aplicaciones de terceros?

Creo que estamos en el camino de que los ayuntamientos abran la posibilidad a que el pago de servicios de transporte público puedan ser pagados en otras plataformas.