Ante el impacto de las huelgas de este verano, las convocadas para todos los lunes hasta noviembre y ante el riesgo de pérdida de clientes, Iberia ha decidido retomar las negociaciones del Convenio Colectivo de Tierra. 

Noticias relacionadas

De esta forma, vuelve a convocar a la mesa negociadora con el objetivo de llegar a un acuerdo satisfactorio para todos lo más rápido posible, ha informado la aerolínea en un comunicado. 

Iberia decidió el pasado 5 de septiembre suspender el proceso de negociación del Convenio Colectivo debido las sucesivas huelgas en distintos centros de trabajo. Esto provocó la convocatoria de ocho jornadas de huelga para todos los lunes entre el 30 de este mes y el 18 de noviembre.

La empresa había manifestado en todo momento su intención de negociar bajo el principio de buena fe, manteniendo la paz laboral y con el objetivo de conseguir un acuerdo equilibrado que satisfaga los intereses de los trabajadores y garantice el futuro de sus negocios.

Sentido de responsabilidad

Con esta decisión, la aerolínea apela una vez más al sentido de responsabilidad de todas las partes implicadas en este proceso para llegar a un acuerdo satisfactorio para todos lo más rápido posible y evitar mayores perjuicios de los ya producidos.

Sin embargo, según han informado fuentes de Iberia a El Español, no tienen la certeza de que la vuelta a la mesa negociadora lleve a desconvocar la huelga prevista para todos los centros de trabajo. Para ello se basan en que mientras negociaban el Convenio Colectivo, el personal de tierra de distintas zonas convocó huelgas durante todo el verano. 

Batería de propuestas

La compañía destacó que durante la negociación había puesto en la mesa "una batería de propuestas que hace de este convenio colectivo uno de los mejores de la historia para sus empleados".

Esta batería incluía una propuesta salarial "muy significativa" del 2,5% consolidado y 1% no consolidado para 2018; del 2% consolidado y del 1,5% no consolidado para 2019, así como una subida salarial ligada al ratio Ebit/ingresos para 2020 y 2021.

Sindicatos alegan que faltan cosas

Sin embargo, el responsable federal del Sindicato Aéreo de UGT, José Manuel Pérez, explicó a este diario a principios de esta semana que "faltan cosas importantes que deben completar el convenio colectivo". 

El responsable sindical explica que cuando firmaron el anterior Convenio Colectivo, en 2014, acordaron "una importante rebaja salarial y determinadas concesiones muy importantes en cuanto a la distribución de la jornada". 

Ahora, cinco años después de ese convenio, la empresa ha obtenido buenas cifras en sus resultados y el sindicato entiende que "el convenio tiene que ser bueno en cuanto a la recuperación salarial y de las condiciones esenciales" con el objetivo de "aliviar la precariedad de buena parte de los contratos". 

Y es que, según afirma Pérez, hay una diferencia gigantesca entre los diferentes tipos de contratos. Para empezar, uno de los principales problemas que tiene el personal de tierra es que tienen "un alto porcentaje de plantilla temporal que crece todavía más en las temporadas altas". A ello cabe añadir un porcentaje también elevado de trabajadores a tiempo parcial. 

Según el responsable sindical, a ese grupo de trabajadores se les somete a "un montón de irregularidades en su jornada, lo que lleva a una incertidumbre sobre su futuro", por lo que piden normalizar su situación.