Ryanair Holdings transportó a 148,2 millones de pasajeros hasta julio, un 10% más que en los siete primeros meses del año anterior, con una ocupación media del 96%, según ha informado este martes la compañía.

Noticias relacionadas

En julio, el grupo aéreo transportó un total de 14,8 millones de pasajeros, un 9% más, con un factor de ocupación del 97%. De ellos, 14,2 millones corresponde a Ryanair (+8%), mientras que 600.000 viajaron con Lauda (+20%), dato que incluye el tráfico previo a la consolidación de la austriaca en el holding. En conjunto, operó cerca de 81.000 vuelos el mes pasado.

Ryanair Holdings, conformado por Lauda, Buzz, Malta Air y Ryanair, opera más de 2.400 vuelos diarios desde 86 bases y conectando más de 200 destinos en 38 países. Cuenta con una flota que supera los 475 aviones, con un pedido adicional de 210 aviones Boeing 737. Su objetivo es alcanzar los 200 millones de pasajeros anuales para 2024.

La aerolínea irlandesa compró en junio de este año la compañía emergente Malta Air, operación cuya cuantía no ha desvelado, y con la que operará su flota de seis Boeing 737 basados en el país mediterráneo, además de ampliar hasta diez las aeronaves en este mercado en tres años, según sus planes. El acuerdo incluye el traslado al registro maltés de sus seis aviones basados en Malta y asumir los 200 tripulantes de cabina (TCP) basados en Malta.

Conflictos laborales

Ryanair anunció que su beneficio sufrió una caída del 21% en el último trimestre por el precio del combustible. Precisamente, este es el motivo que, según la empresa, les ha llevado a tomar la decisión de despedir a 900 trabajadores. Los ingresos de la aerolínea aumentaron un 11% en el primer trimestre hasta los 2.300 millones de euros, pero no fueron suficientes para salvar el resultado final, que se redujo hasta los 243 millones de euros. 

Por un lado, los TCP de Portugal irán a huelga durante cinco días en el mes de agosto, aunque todavía no se conocen las fechas en las que se desarrollarán los paros. Y es que según ha podido saber este diario, desde el sindicato quieren esperar hasta el último momento para comunicarlo porque quieren hacerlo suficientemente tarde para que afecte a las reservas. 

La otra la secundarán los pilotos británicos, que reclaman mejoras laborales. En concreto, las tensiones entre Ryanair y los pilotos se basan en las reclamaciones de estos sobre las pensiones, la pérdida del seguro de licencia, las bajas por maternidad y una estructura salarial justa.