El grupo ACS, a través de su filial Dragados Canada, ve reforzada aún más su presencia en norteamérica ante la OPA de Hochtief por Abertis después de ser seleccionado por la Caisse de dépôt et de placement du Québec (CDPQ) para un megacontrato en Canadá por importe de 3.300 millones de euros.

Noticias relacionadas

La compañía será adjudicatario preferente del proyecto REM para el diseño y construcción del sistema de transporte automático de pasajeros de todo el área metropolitana de Montreal, la mayor infraestructura de transporte de Quebec desde la inauguración del metro de Montreal en 1966.

Esta operación consolida a Dragados como empresa de referencia en el mercado de infraestructuras canadiense. Una vez completado el proyecto REM será el cuarto sistema de transporte automático de pasajeros en el mundo después de Singapur (82 Km), Dubái (80 Km) y Vancouver (68 Km).

El proyecto encaja con la estrategia de la compañía de hacerse fuerte en construcción y concesiones en EEUU, justo cuando está a punto de resolverse la OPA por Abertis. 

Nueva red de metro

El contrato incluye el diseño y construcción de una nueva red de metro en Montreal interconectada con la existente, con redes de autobuses y trenes de cercanías, que conectará la ciudad con los barrios periféricos de Rive Sud, Sainte-Anne-de-Bellevue y Deux Montagnes, así como con el Aeropuerto Internacional Pierre Trudeau. La longitud total de la nueva red es de 67 Km y su trazado discurre en túnel (5km), en estructura elevada (18km) y a nivel (44km).

La nueva red dispondrá de 25 estaciones de las cuales 13 serán a nivel, 8 elevadas, 3 subterráneas y la remodelación de la Estación Central para acomodar nuevos andenes exclusivos para el proyecto. Incluye además el diseño y construcción de las infraestructuras ferroviarias, instalación de vía, sistemas de tracción, catenaria y la construcción de terminales de autobús y aparcamientos disuasorios.

ACS participa en este proyecto con un 24% a través de su filial Dragados Canada, junto con SNC Lavalin, Aecon, Pomerleau y EBC. Una vez en servicio, se espera que tenga un tráfico de pasajeros de 45 millones/año en 2031.