A pocos días de que comience la guerra de OPAs entre Atlantia y Hochtief por Abertis, la concesionaria ha presentado resultados de 2017. Unas cuentas que reflejan una mejora del 13% en el beneficio hasta los 897 millones de euros. Unos números que vienen aupados por una mejora del tráfico en las carreteras, pero también por la mayor aportación del negocio en Francia e Italia, tras un amplio plan de compra de participaciones minoritarias.  

Noticias relacionadas

La compañía invirtió el año pasado 3.600 millones de euros en crecimiento, de los que 3.000 millones se dedicaron a las adquisiciones en los dos países antes mencionados, así como a la compra de dos autopistas en India y la adjudicación de ViaPaulista en Brasil. Con todo esto, los ingresos de explotación alcanzaron los 5.323 millones de euros, mientras que el EBITDA subió un 14% hasta los 3.480 millones. 

Destaca Abertis la mejora del tráfico rodado. Subidas del 3,9% en España, el 1,5% en Francia, y el 3,2% de Italia. En el caso del continente americano, cabe destacar el impulso del tráfico en Chile (4%) y Brasil (3,2%). Por su parte, India se apuntó avances cercanos al 10%, confirmándose como una economía con gran potencial de crecimiento.

La deuda neta consolidada se situó en diciembre de 2017 en 15.367 millones de euros, frente a los 14.377 millones de euros de 2016, debido principalmente al impacto de las inversiones de crecimiento orgánico e inorgánico del Grupo en el periodo.

Unos resultados con los que se despide el hasta ahora CEO de la compañía, Francisco Reynés, que ha sido escogido por Isidre Fainé como nuevo presidente de Gas Natural. Un relevo con el que, además, se cumplen los principales hitos del último plan estratégico de Abertis, que ahora tendrá como director general y principal ejecutivo a José Aljaro.