Se siguen sumando buenas noticias para ACS. La compañía, a través de su división industrial Cobra, se ha adjudicado con Petroperú un contrato de obras en una refinería por un importe de 792 millones de euros.

Noticias relacionadas

El contrato ha sido obtenido por el consorcio entre Cobra Instalaciones y Servicios y SCL (Sinohydro Corporation Limited) y tiene como objeto servicios de ingeniería, adquisiciones, gestión de construcción (EPC) en el marco del proyecto de modernización de la refinería Talara.

Este proyecto es estratégico para el país por su capacidad para mejorar la salud de los peruanos, ya que reducirá el contenido de azufre en el combustible, la frecuencia de enfermedades respiratorias y los gastos sanitarios y de atención hospitalaria. Asimismo, mejorará la balanza de pagos del país al reducir las importaciones de diésel y gasolinas.

Cobra ya ejecuta actualmente trabajos en otra refinería de esta compañía, la de Conchán, concretamente en instalaciones de almacenamiento de hidrocarburos.

El proyecto se añade a otros que también acomete en Perú, como el de abastecimiento hidráulico y el regadío de la pampa del Majes, valorado en 508 millones de euros. También trabaja en una línea de transmisión eléctrica por 110 millones y en varios contratos de telecomunicaciones para Movistar.

ACS cuenta con unos 6.0000 trabajadores en Perú, un mercado en el que está presente desde hace más de quince años.