El grupo IAG, matriz de Iberia, British Airways (BA), Vueling, Aer Lingus y la marca LEVEL, registró un beneficio neto 1.567 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 5,6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Noticias relacionadas

El beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales alcanzó los 2.430 millones de euros, un 26,9% más que hace un año, según ha informado este viernes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Por su parte, los ingresos totales alcanzaron los 17.505 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,3%.

Este resultado, que incluye a la irlandesa Aer Lingus adquirida en septiembre de 2016, refleja el ahorro logrado con la caída del precio del combustible y el aumento del tráfico, aunque registra también el impacto negativo de la depreciación de la libra.

IAG reconoce en su reporte que "los tipos de cambio tuvieron un efecto neto adverso". En los nueve meses a septiembre, el impacto neto sobre el beneficio de las operaciones fue desfavorable en 115 millones de euros, con una caída en los ingresos de 974 millones y un descenso en los costes de 859 millones.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha subrayado que todas las compañías del grupo han tenido buenos resultados, al tiempo que ha afirmado que los resultados comerciales fueron buenos a pesar de las interrupciones subyacentes debido al tiempo y el terrorismo. En concreto, respecto a LEVEL, la marca 'low cost' para operar vuelos de largo radio que empezó a operar el pasado junio, el grupo señala que "las ventas durante el período fueron positivas". 

El grupo anunció este jueves la aprobación de un dividendo a cuenta de los resultados de 12,5 céntimos de euro por acción. Se abonará a partir del 4 de diciembre a aquellos accionistas que consten en el registro a 1 de diciembre, indica IAG. Este dividendo asciende a 257 millones. Además, según IAG, al nivel actual del precio del combustible y tipo de cambio, "espera obtener un beneficio de las operaciones de aproximadamente 3.000 millones en 2017 antes de partidas excepcionales". 

Mejores ingresos de pasaje

Según la empresa, en el período los ingresos de pasaje aumentaron un 0,8% anual. Sin tener en cuenta el efecto del tipo de cambio, aumentan un 3,5%. IAG destaca el desempeño en el tercer trimestre de Latinoamérica, el Caribe y la región Asia-Pacífico. "Nuestros mayores mercados (Norteamérica y Europa) también registraron una evolución positiva y British Airways se benefició del buen tono de las reservas premium", señala la matriz de Iberia en su información al regulador. El grupo transportó 80,1 millones de pasajeros, un 3,3% más, con un coeficiente de ocupación de 82,9% (+0,8 puntos).

Los ingresos de carga, en tanto, aumentaron un 4,3%, destacando la "mayor fortaleza" mostrada por el negocio en Asia-Pacífico tras los malos datos del año pasado.

Impacto del 'apagón' de British Airways

IAG informa de un recorte de gastos de personal después de partidas excepcionales de 2,6%, excluyendo el efecto del tipo de cambio, aumentaron 0,3%. El gasto por combustible cayó 8,4%, gracias al descenso en el precio y a la eficiencia lograda con la introducción de nuevos aviones y mejora de procedimientos. 

La empresa indica, además, el incremento de otros gastos de explotación en un 2,7% (+8,5% excluyendo el efecto del tipo de cambio), que incluye los 65 millones en indemnizaciones y reclamaciones de equipaje adicionales por la caída del sistema que tuvo British Airways a finales de mayo y que colapsó su operación en varios aeropuertos londinenses durante un fin de semana.

Los costes no operativos netos crecieron 77 millones de euros hasta los 221 millones de euros en los nueve primeros meses, compensados por un descenso de los gastos financieros de 40 millones de euros debido a la reducción de deuda. También contribuyó a esta reducción las ganancias de 30 millones de euros por la venta y posterior alquiler de 12 aviones A319 en el periodo.

La deuda neta del grupo se redujo un 12% hasta 7.183 millones de euros con respecto al 31 de diciembre, con lo que sitúa su ratio de deuda neta ajustada/Ebitda en 1,8 veces, mejorando en 0,4 puntos. La posición de efectivo de IAG es de 7.523 millones de euros, lo que supone un aumento de 1.095 millones de euros, con un efecto adverso cambiario de 321 millones de euros.