El Banco Sabadell ha ganado 653 millones de euros en los primeros nueve meses del año. Una cifra que supone un 1% más respecto al año anterior; pero que sube hasta el 4,2% si se efectúa la conversión a tipos de cambio constantes.

Noticias relacionadas

Unos números hasta el 30 de septiembre, previos al referéndum de independencia y a la fuga de depósitos vivida en la región tras el 1-O, y que se mantuvo hasta que la entidad decidió trasladar su sede a Alicante, en donde se reúne ahora el consejo de administración del grupo.

Aun así la entidad que preside Josep Oliu registra una caída en recursos de clientes en tasas intertrimestrales. En concreto, de junio a septiembre, cuenta con 131.295 millones de euros, que supone 1.028 millones de euros menos que en el trimestre anterior. Una cifra que logra gracias al británico TSB, que atenúa ligeramente los 1.292 millones que se deja Sabadell en el trimestre.

Sin embargo, es superior en un 3,1% a los obtenidos en el mismo trimestre del año pasado. 

Mejora de las comisiones

Las cuentas se ven afectadas por una fuerte mejora del negocio bancario, que crece un 5,2%. Se produce gracias al avance de las comisiones netas, de las que ingresa 2.877 millones de euros –ligeramente inferior al del año pasado, culpa del entorno de mercado con tipos en mínimos históricos-; pero también de las comisiones que crecen hasta los 904,5 millones de euros frente a los 860 millones de un año antes.

En estos números se incluyen también los resultados de la entidad británica TSB, que fue adquirida por el grupo Sabadell en 2015.

La entidad que preside Josep Oliu ha elevado hasta los 1.967 millones de euros las dotaciones para insolvencias.

Los ratios de cobertura alcanzan el 52,8% para los activos problemáticos; el 51,4% para los dudosos y el 54,2% para los adjudicados. 

La tasa de mora se sitúa en el 5,4%, mientras que la ratio de capital CET1 fully loases  está en el 13,2%; una de las más altas del sector, destaca la entidad.