El negocio de los grandes almacenes y el de los hipermercados estarán unidos. Hasta ahora, El Corte Inglés e Hipercor eran dos sociedades distintas, pero la empresa presidida por Dimas Gimeno quiere reducir costes y apuesta por esta "fusión por absorción" como una de las maneras.

Noticias relacionadas

Así lo remitió al Registro Mercantil el pasado 11 de julio. El asunto de la fusión se tratará a finales de agosto en la junta de accionistas del grupo. Aunque comparten espacios, hasta ahora ambos negocios competían entre sí. De hecho, funcionan bajo estructuras societarias y de negocio distintas, lo que provoca duplicidades.

El pasado mes de febrero, la empresa de distribución puso en marcha un estudio para estudiar los pros y los contras de la fusión. Ahora, el proyecto sale adelante y desde la compañía siempre han señalado que no se verían afectados ni los empleos ni la propia marca de Hipercor, que seguiría conservando su esencia. No obstante, según publicó Efe, desaparecería de algunos complejos comerciales, como por ejemplo los de Marbella, en Málaga, o Sanchinarro y Pozuelo, en Madrid.

Creada en los 80

Fue en los años 80 cuando El Corte Inglés creó Hipercor para tratar de hacer competencia a las cadenas de hipermercados que por aquel entonces lideraban el sector en España.

Atendiendo a la memoria anual correspondiente al ejercicio cerrado en febrero de 2016, Hipercor cuenta con 43 centros y unos 5.520 empleados, lo que supone el 8,6% de la plantilla total del grupo El Corte Inglés (91.931 personas).

El grupo facturó 15.220 millones de euros, un 4,3% más. Los grandes almacenes aumentaron sus ventas un 7,8% (9.450 millones) y la agencia de viajes el3,7 % (2.436,32 millones), mientras que Hipercor las redujo el 10,7% (1.402 millones).

La fusión de los grandes almacenes y los hipermercados del grupo persigue reducir costes, reorganizar espacios y lograr ahorros, quizá con centrales de compras compartidas, un asunto que se debatirá en la junta.