El Gobierno ha presentado por fin la letra pequeña de los Presupuestos Generales del Estado. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha presentado el proyecto en el Congreso y a través de él ha desvelado el destino de las inversiones del Estado. 

Noticias relacionadas

Andalucía, Cataluña y Madrid se quedarán con la mayoría de las inversiones, con un 17,7%, un 16,5% y un 10,3%. Es decir, que estas regiones acumulan casi la mitad (el 44%) de los 12.125 millones de las partidas que prevé el Gobierno.

Sin embargo, Montero ha aclarado que en realidad a la inversión en Cataluña hay que sumar unos 200 millones más aunque la Generalitat será la que los ejecute. Así, Cataluña queda como la región que más inversiones recibirá del Estado con un 18% del total.

Cataluña también es la región que más favorecida sale de la financiación autonómica. Contará con unos 21.380 millones, el mayor trozo de la tarta regional en 2021.

En términos generales, la financiación autonómica bajará en 2021 respecto a 2020, un año excepcional por la Covid-19 y los fondos extraordinarios que el Estado derivó a las regiones. En cambio, si se compara con la financiación de 2019, subirá un 7,1%. 

Cifras de financiación autonómica. Fuente: Presupuestos Generales del Estado.

Por otro lado, el documento reseña una escasa parte de los fondos para recuperación europeos destinados para las comunidades autónomas puesto que de los 18.793 millones previstos quedan por regionalizar todavía 14.540 millones. 

Cabe recordar que las regiones recibirán una financiación corriente de unos 113.729 millones de euros. Más los fondos europeos y otras partidas, Montero ha calculado que las regiones recibirán en total unos 146.008 millones de euros.

"Con este presupuesto, el Gobierno quiere ser un defensor del modelo descentralizado. Por eso, este año las regiones van a contar con la mayor financiación de su historia. Blindaremos sus recursos", ha indicado Montero quien, durante el Consejo de Ministros del martes, ya explicó las líneas maestras de estos Presupuestos, sobre todo las tributarias.

Pensiones

En la presentación del proyecto ante los periodistas, Montero ha explicado que se revalorizarán un 0,9% las pensiones para 10 millones de pensionistas y un 1,8% las no contributivas, con gasto total de pensiones de 163.297 millones, un 3,2% más y el 35,8% del total.

La subida de las prestaciones no contributivas tendrá su impacto en el Ingreso Mínimo Vital (IMV), cuyas cantidades subirán a su vez un 1,8%. Sin embargo, según ha podido saber Invertia, no se espera que la partida para esta prestación supere los 3.000 millones planteados para 2021. 

Además, se incorpora por primera vez una transferencia del Estado a la Seguridad Social en cumplimiento de las recomendaciones del Pacto de Toledo, de 13.929 millones y pretende ir "progresivamente" incorporando a los PGE los gastos impropios del sistema.

Montero ha concretado que el coste de subir el IPREM del 5% para 2021 será de entre unos 410 y 430 millones, según sus estimaciones del Gobierno.

Diésel

Por otro lado, la ministra de Hacienda ha rechazado haber entablado contactos con Ciudadanos para excluir del proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 el aumento de la presión fiscal sobre el diésel pero ha señalado que, en todo caso, en el Gobierno estarán "encantados de poder hablar" de esta cuestión durante la tramitación parlamentaria de las cuentas.

De hecho, el proyecto presupuestario mantiene la subida fiscal del gasóleo, con la que se prevé recaudar unos 450 millones en 2021.