Los pronósticos económicos para este 2020 son cada vez más funestos. A pesar de que el Gobierno sostiene su previsión de que el PIB caerá 'solo' un 9,2%, los 'think tank' españoles ya están revisando sus pronósticos, dada la importante reducción de ingresos que ha sufrido el turismo en los últimos meses así como la caída del consumo interno, todo por los brotes de Covid-19. 

Noticias relacionadas

De esta manera, Funcas pronostica que la caída de PIB en 2020 será del 13%, tres puntos por encima de los que había previsto esta fundación hace unos meses y cuatro más que lo vaticinado por el Gobierno. 

Este empeoramiento de las previsiones, indica Funcas, se debe a la multiplicación de los contagios y su efecto disuasorio sobre la llegada de turistas extranjeros y el impacto negativo en la confianza de empresas y consumidores. "La crisis del turismo explica las dos terceras partes del recorte y el resto se debe a la mayor incertidumbre sobre la demanda interna", indican. 

De hecho, desde la fundación alertan de que esto tendrá su efecto también en la recuperación estimada para la segunda mitad del año, que queda atenuada. Concretamente, en el tercer trimestre del año se espera que el PIB crezca un 11,6% mientras que en el cuarto solo un 1,6%

En 2021, la economía crecerá un 7,9%, pero no volverá a los nivel anteriores a la Covid-19 al menos hasta 2023, o incluso 2024, un año después de lo estimado anteriormente. 

Paro

Por otro lado, la tasa de paro prevista para este año es del 17% (con 19,9% en el último trimestre), significativamente inferior que en recesiones anteriores., gracias al efecto de los expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) excepcionales.

En 2021, descenderá a partir del pico alcanzado a finales de 2020 y se situará en el 16,2%, lo que equivale a 600.000 parados más que antes de la crisis, según Funcas.

El incremento del gasto público (estimado en 26.000 millones de euros) y el desplome de la recaudación (-72.000 millones) harán que el déficit público supere el 12% del PIB. La deuda pública se estancará en torno al 120% del PIB.

Carlos Ocaña, director general de Funcas, ha expresado su preocupación por estos datos. En la rueda de prensa telemática para anunciar las previsiones, ha alertado de que "la contracción de la actividad de España es una de las más acusadas de la Unión Europea", solo por debajo de la de Grecia, algo que es "preocupante", sobre todo porque "la brecha económica ahora se vuelve a agrandar" respecto al "tren europeo". 

En este sentido, ha recordado que los fondos europeos de los que España dispondrá en los próximos años (140.000 millones) no generarán riqueza por sí solos. De hecho, según los cálculos de Funcas, solo aportarán un punto de PIB si no se asocian a importantes reformas del sistema productivo, que permitirían doblar el rendimiento de las partidas comunitarias en la economía española. 

¿Pero a qué tipo de reformas se ha referido el responsable de Funcas? Concretamente, al mercado de trabajo y al sistema de pensiones, "que necesitan actualizarse". También ha considerado necesario hacer cambios a largo plazo en los modelos españoles de educación y de I+D.