El Producto Interior Bruto (PIB) cayó un 18,5% durante el segundo trimestre del año, lo que ubica a la economía española en recesión técnica, según el dato adelantado de la Contabilidad Nacional del Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Noticias relacionadas

Los datos del trimestre reflejan el hundimiento de la economía fruto del confinamiento. El consumo de los hogares cayó un 21,2%, algo que nunca se había visto en toda la serie histórica. Resulta llamativo también el recorte de la inversión (-22,3%). Por el contrario avanza el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro y al servicio de los hogares (0,5%). 

La inversión en bienes de equipo y vivienda reflejan descensos superiores al 25% en ambos casos, mientras que las exportaciones retrocedieron un 33,5%. 

Evolución del PIB en términos intertrimestrales.

El gasto en consumo final de los hogares experimenta un decrecimiento interanual del 25,7%, 19,9 puntos menos que en el trimestre pasado. Por su parte, el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas presenta una variación interanual del 3,5%, una décima inferior a la del trimestre precedente.

Si se analiza la evolución de los principales indicadores del tejido productivo español, se puede ver cómo el peso de la Industria cayó un 18,5%; la construcción se hundió un 24,1% y los servicios en conjunto cayeron un 19,1%. 

La hostelería 

Dentro de estos últimos destaca la caída del comercio, la hostelería y el transporte con un descenso del 40,4%; las actividades profesionales y técnicas (-28,2%); y las actividades artísticas (-33.9%). 

Este dato de PIB se ve muy influenciado también por la evolución del empleo. De hecho, el propio INE asegura que dadas las medidas excepcionales adoptadas para paliar los posibles despidos, conviene mirar las horas trabajadas. En este campo, se puede ver que hay una variación intertrimestral del -21,4%.

Estas cifras hacen también que el PIB caiga en términos interanuales hasta retroceder un 22,1%. 

El dato del PIB de España del segundo trimestre coincide en fechas con la presentación de PIB de Francia, que ha retrocedido un 13,8% en el segundo trimestre. Alemania lo hizo ayer con una caída del 10%, mejor de lo esperado.