Bruselas

Coincidiendo con una decisiva videocumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de los 27, la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha pedido este jueves a la Unión Europea que apruebe de forma urgente un plan de reconstrucción con potencia de fuego reforzada para hacer frente a la crisis y que garantice la igualdad de oportunidades entre los países del Norte y del Sur.

Noticias relacionadas

"Europa necesita más potencia de fuego presupuestaria y la necesitamos ahora. Cada día miles de empresas se declaran en quiebra", ha escrito en su cuenta de Twitter la responsable de uno de los mayores bancos de la eurozona.

"Estamos en esto juntos y sólo tendremos éxito si tomamos medidas. La respuesta es  salvar empresas y puestos de trabajo en toda Europa de forma justa, poniendo los planes (de reconstrucción) gubernamentales en pie de igualdad de norte a sur", sostiene Botín.

En su intervención en Twitter, la presidenta del Santander muestra su apoyo la propuesta que el Gobierno de Pedro Sánchez lleva al Consejo Europeo. Un plan que consiste en crear un fondo de reconstrucción de la UE dotado con 1,5 billones de euros que se financiaría con la emisión de deuda perpetua europea y que funcionaría a base de subvenciones y no de préstamos para no engordar el nivel de endeudamiento de Italia y España, los países más golpeados por el Covid-19.

La UE debe intervenir

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha justificado la propuesta española como receta para garantizar que los países del Sur, que apenas tienen margen presupuestario, puedan apoyar a sus trabajadores y empresas en igualdad de condiciones que los nórdicos, que sí tienen sus cofres llenos para hacer frente a la crisis. El plan de Sánchez choca sin embargo con la resistencia de Países Bajos, que se opone tanto a la deuda perpetua como a las subvenciones a fondo perdido.

No es la primera vez que la presidenta del Santander interviene en el debate público sobre el plan de reconstrucción que debe adoptar Europa en respuesta al coronavirus. El pasado 7 de abril, justo antes de que el Eurogrupo iniciara su debate sobre el primer paquete urgente por valor de 540.000 millones, Botín ya escribió un artículo en el diario Financial Times, la biblia económica bruselense, reclamando a la UE que garantice la igualdad de oportunidades entre norte y sur.

"Estamos todos en una única Europa y necesitamos evitar lo que ocurrió en 2012, cuando uno de nuestros clientes pyme en Valencia tuvo que cerrar su tienda porque no tenía el mismo acceso a financiación que un rival en Munich, a pesar de ser igualmente productivo", alegaba la presidenta del Santander.

"Para los países de la UE que no pueden ofrecer programas de ayuda a las empresas de la misma escala (que el de Alemania) debido a limitaciones presupuestarias, Bruselas debería intervenir para hacerlos posible. Debemos garantizar que el dinero llegue a la gente y a los negocios que lo necesitan de forma simple, directa y rápida. Esto es imperativo", reclama Botín.

Información sobre el coronavirus: