Los gastos totales de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) en prestaciones de desempleo ascendieron a 1.867,1 millones de euros el pasado mes de enero, un 12,5% más que en igual mes de 2019, según los datos difundidos este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

El gasto medio mensual por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social y excluyendo el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, se situó en 933,9 euros, lo que supone un aumento de 51 euros (+5,8%) sobre el mismo mes del año 2019.

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario alcanzó en enero los 858,3 euros, con un aumento de 23,6 euros sobre el mismo mes del año anterior (+2,8%).

Los datos de prestaciones siempre van con un mes de retraso respecto a las cifras de paro. Por eso, Trabajo ha publicado este martes las cifras del gasto en desempleo de enero y los datos de paro de febrero.

Solicitudes de desempleo

El número de solicitudes de prestaciones ascendió el pasado enero a 751.585, lo que representa un descenso del 1,3% respecto a igual mes de 2019.

De acuerdo con los datos del Ministerio, en el primer mes de este año se tramitaron en total 726.261 altas, un 0,8% menos que en enero de 2019. El plazo medio de reconocimiento de la prestación fue de 1,6 días, plazo ligeramente superior al del mismo mes de 2019 (1,5 días).

Los beneficiarios de prestaciones por desempleo registrados a finales de enero ascendieron a 2.047.497, un 6,1% más que en el mismo mes de 2019.

La cobertura total del sistema de protección por desempleo se situó a cierre de enero en el 66,1%, cifra 4,2 puntos superior a la de un año antes (61,9%) y siete décimas superior a la de diciembre de 2019 (65,4%).

Aumentan los perceptores extranjeros

El número de perceptores extranjeros de prestaciones por desempleo ascendió en enero a 225.466, cifra que representa un aumento del 6,6% respecto al mismo mes de 2019.

Este repunte se debe a que los beneficiarios procedentes de países comunitarios subieron un 4,2% y a que los beneficiarios procedentes de fuera de la UE aumentaron un 8,4%. Los beneficiarios extranjeros suponen el 38,8% del total de demandantes de empleo no nacionales.

El gasto del antiguo Inem en las prestaciones percibidas por los extranjeros alcanzó el pasado mes de enero los 185,7 millones de euros, un 14,4% más que en enero de 2019. En relación con el gasto total, el pago de prestaciones a extranjeros representa el 9,9%.