Los ministros de Economía y Finanzas del G-20 han analizado la situación de la economía internacional en la reunión celebrada este fin de semana en Riad (Arabia Saudí), en la que han apreciado signos de un repunte del crecimiento económico mundial en 2020 y 2021 y se han comprometido a acelerar los trabajos para un acuerdo global en materia de fiscalidad internacional.

Noticias relacionadas

Aunque han apreciado signos de un repunte del crecimiento económico, los ministros han reconocido que hay un entorno "complejo" marcado por las "incertidumbres" derivadas de las tensiones comerciales y los efectos del coronavirus, según ha informado el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Además, han debatido sobre las implicaciones del cambio climático en la estabilidad financiera, sobre avances en cohesión social y crecimiento inclusivo; sostenibilidad y transparencia de la deuda de los países en desarrollo; inversión en infraestructuras; y la estabilidad del sistema financiero.

Los ministros del G-20 han valorado de forma positiva los progresos en el marco de la OCDE para tratar los retos fiscales que surgen de la digitalización y garantizar una tributación mínima de sociedades a nivel internacional, que será como se articule la conocida tasa Google.

Solución de consenso

Asimismo, han acordado continuar los trabajos con vistas a alcanzar una solución de consenso que siente las bases para un acuerdo político en la reunión prevista en julio en Berlín y la cumbre de líderes prevista en noviembre.

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha tenido la oportunidad de informar sobre la adopción esta semana por el Gobierno del Proyecto de Ley del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, la ya citada tasa Google, que tiene como objetivo adaptar la tributación a los nuevos modelos de negocio de las plataformas digitales, y de expresar el apoyo de España al logro de un acuerdo global en 2020.

Calviño ha destacado el crecimiento diferencial de la economía española y las prioridades del nuevo Gobierno en el ámbito de la consolidación fiscal y la reducción de las desigualdades, subrayando el "compromiso con un crecimiento inclusivo y sostenible", en línea con las prioridades del G-20.

Por otra parte, los ministros han abordado los retos del sector financiero y han apoyado la regulación y supervisión en el área digital.

En este contexto, la ministra ha expuesto la reciente iniciativa del Gobierno en este ámbito, mediante la adopción esta semana por el Consejo de Ministros del proyecto de Ley para establecer un marco seguro de pruebas, 'sandbox', que tiene como objetivo acompañar la transformación digital del sector financiero.