En enero del año 2013, en pleno desplome de los ingresos públicos, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció un impuesto temporal sobre los premios de loterías y apuestas para elevar la recaudación en unos 800 millones de euros. Tres años después, este gravamen especial sigue vigente, por lo que Hacienda se llevará el 20% de los grandes premios de la Lotería de Navidad.

Noticias relacionadas

La realidad es que nunca se consiguió recaudar los más de 800 millones que estimaba Hacienda. Aun así, al Ministerio le volverá a tocar el Gordo, ya que se quedará con uno de cada cinco euros de todos los premios que superen los 2.500 euros por boleto, no por persona. La propia administración de Loterías realiza la retención de este 20% que hay que pagar a Hacienda, por lo que el premiado no tiene que abonarlo posteriormente.

Por ejemplo, en el caso de tener un décimo premiado con el Gordo, dotado con 400.000 euros, Hacienda se quedará con 79.500 euros y el ganador recibirá los 320.500 restantes. Los primeros 2.500 euros se quedan fuera de la base imponible, por lo que el 20% se aplica sobre los otros 397.500 euros.

En el caso de un boleto que reciba el segundo premio, dotado con 125.000 euros, recibirá 100.500 euros y la Agencia Tributaria se quedará con 24.500 euros. Las pedreas, que reparten entre 100 y 1.000 euros por boleto, están exentas del impuesto. Para el tercer premio, dotado de 50.000 euros por cada boleto, Hacienda se llevará 9.500 euros y el ganador recibirá 40.500 euros.

Este año el Sorteo de Navidad repartirá 2.310 millones de euros, 70 millones más que el año pasado. Sólo con el Gordo se repartirán 660 millones, de los cuales, en torno a 130 millones irán a parar a la Agencia Tributaria. En total, Hacienda recaudará más de 300 millones de euros. Todo un Gordo para las arcas del Estado.

Hacienda siempre gana

Desde que Montoro introdujo este impuesto especial sobre la suerte, Hacienda siempre gana. Este gravamen especial afecta a los premios de la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (Selae), por los órganos o entidades de las Comunidades Autónomas, así como de los sorteos organizados por la Cruz Roja y las modalidades de juegos autorizadas a la Organización Nacional de Ciegos Españoles (Once).

Este año la recaudación de Hacienda está algo más baja que el año anterior, pero los mayores premios del Sorteo de Navidad podrían reducir esta merma de ingresos. Los últimos datos disponibles de la Agencia Tributaria, correspondientes al mes de octubre, muestran un descenso de la recaudación del 3,4%. En concreto, se llevaban ingresados 408 millones de euros, mientras que este año se han conseguido 394 millones.