El servicio social femenino que muchas mujeres se vieron obligadas a hacer entre 1937 y 1978, computará para la pensión de jubilación, con algunas condiciones, al igual que ya lo hace el servicio militar ("mili") o la prestación social sustitutoria ("objeción de conciencia").

Noticias relacionadas

La primera parte de la reforma de pensiones, que el Gobierno ha pactado con los agentes sociales y cuyo proyecto de ley comenzará su trámite parlamentario en septiembre, contempla una equiparación entre el servicio social femenino obligatorio y la "mili" u "objeción de conciencia".

La norma establece que, para acceder a la jubilación anticipada, podrá computar el periodo de prestación de la mili, la objeción de conciencia o, como novedad, el servicio social femenino obligatorio, todos ellos con el límite máximo de un año y siempre con el objetivo de alcanzar los 33 años cotizados (para el cese forzoso) o 35 (para el voluntario).

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, ha señalado a Efe que esta era de una de las medidas reclamadas por los sindicatos para reducir la brecha de género en las pensiones, que asciende al 34%, y para equiparar los derechos entre hombres y mujeres.

Antoñanzas ha explicado, no obstante, que calcular el impacto de la medida es muy complejo porque no hay registros del servicio social femenino y porque era "muy discrecional", ya que no había una duración determinada y la obligación de hacerlo era más laxa para las clases altas.

El servicio social femenino era realizado por mujeres entre 17 y 35 años, siempre que estuviesen solteras, para poder acceder a un trabajo remunerado o a un título académico u oficial, pero también se exigía para unirse a una asociación, obtener el pasaporte o el carné de conducir.

Organizado en el ámbito de la Sección Femenina de la Falange Española, fue obligatorio desde 1937 hasta 1978 y se configuró como un "deber nacional" a desempeñar entre tres y seis meses en hospitales, escuelas, comedores o bibliotecas. Las mujeres que se verían afectadas por esta medida serían las que lo realizaron desde 1972, que se jubilarían este año y en los seis siguientes.