Tras advertir ayer de la brusca caída que sufrirá el PIB español en un año en el que el paro alcanzará el 20%, el FMI ha publicado este miércoles nuevas previsiones sobre déficit y deuda que completan el oscuro escenario económico que atravesará España en los próximos meses.

Noticias relacionadas

Según las estimaciones del Monitor Fiscal del organismo con sede en Washington, las medidas que se han adoptado para hacer frente a la pandemia del Covid-19 dispararán el déficit hasta el 9,5% en 2020 y llevarán la deuda pública hasta el 113,4% del PIB nacional.

España no alcanzaba esos niveles de déficit desde 2012, cuando se superó esa barrera y se alcanzó el 10,7% del PIB por los efectos del rescate bancario. Se esfumarán así años de esfuerzo de contención fiscal para equilibrar las cuentas públicas. En 2019, el déficit público cerró en el 2,6%.

Cuando se controle la pandemia y se inicie la recuperación económica, ese déficit bajaría hasta pasar a representar el 6,7% del PIB, el más elevado desde el año 2013.

Con estas proyecciones, el FMI sitúa a España como el país europeo con mayor déficit para 2020 y 2021, muy por encima de la media del 7,5% de las economías desarrolladas y lejos del 3,6% del PIB de la media de la zona euro.

Esto irá ligado a un aumento de la deuda significativo. Se alcanzará este año el 113,4% del PIB y el próximo año se seguirá elevando la deuda hasta el 114,6%, según el FMI. También esta cifra se sitúa muy por encima de la media de la zona euro, donde se situará este año en el 97,4% y en 2021, en el 95,6%.

El organismo que dirige Kristalina Georgieva ya dibujó un escenario económico muy adverso para la economía española este martes, cuando calculó una caída del 8% del PIB en 2020 y un fuerte aumento del desempleo, hasta el 20,8%.

No obstante, pronosticó que el próximo año llegará la recuperación, con un rebote del PIB del 4,3%, lo que significa que solo se recuperará de forma parcial la riqueza perdida este año.

Deuda y déficit global

A nivel mundial, el FMI considera que el déficit público alcanzará en 2020 una media del 9,9% desde el 3,7% de 2019. Los incrementos más importantes se darán en las economías más avanzadas.

También la deuda pública global se disparará hasta alcanzar este año el 96,4% del PIB, frente al 83,3% del año anterior.

Según sus previsiones de este martes, la economía mundial sufrirá una brusca caída del 3% en 2020. Se experimentará así una pérdida de riqueza de golpe mucho peor que la que se produjo durante la crisis financiera de 2008–09. La esperanza es que al tratarse de caída acotada en el tiempo la recuperación sea más rápida.