El año va cogiendo ritmo. Con enero ya en el ‘bolsillo’, en lo económico este 2020 ha mostrado sus primeras intenciones y estadísticas. Como las relativas a las pensiones públicas, saldadas, un mes más, con registros sin precedentes. Según comunicó esta semana el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, la nómina de las pensiones contributivas escaló en el primer mes del ejercicio hasta los 9.768,9 millones de euros. De nuevo, una cifra récord… y eso que todavía no se aplicó la subida del 0,9% aprobada por el nuevo Gobierno, que se abonará ya desde este mes con carácter retroactivo para enero. 

Noticias relacionadas

Pero no fue el único récord con el que se estrenó 2020 en este terreno. Otro registro histórico fue el del importe de la pensión media del conjunto del sistema, situada ya en los 996,7 euros

Ambos datos, los relativos a las pensiones medias y a la nómina total, representan un anticipo de los dos grandes números redondos que el sistema acogerá en 2020. El primero que se alcanzará será el de una pensión media de 1.000 euros para el conjunto del sistema, cota que se superará ya en febrero. 

Las pensiones de jubilación marcaron este hito hace ya varios años. En 2014, para ser concretos. Y ya hay varios grupos de edad en los que la pensión media salta de los 1.000 euros. Con los datos del Ministerio, el importe medio rebasa ese umbral en la franja comprendida entre los 60 y los 74 años. 

Más adelante, en la segunda mitad de 2020, el sistema se apuntará el segundo número redondo: consistirá en llegar a una nómina mensual superior a los 10.000 millones de euros. 

Este hito ya aguarda, y lo hace para confirmar la creciente velocidad a la que viene engordando la nómina. Saltar de los 6.000 a los 7.000 millones de euros al mes llevó de febrero de 2011 a junio de 2014, más de tres años. Pasar de los 8.000 a los 9.000 millones consumió cuatro años, los que transcurrieron hasta junio de 2018. Y ahora, en dos años o poco más, aumentará de los 9.000 a los 10.000

OTRA CIFRA EN LA RETAGUARDIA: 10 MILLONES DE PENSIONES

Y al sistema aún le quedará por delante una gran cifra redonda. ¿Cuál? La de los 10 millones de pensiones

En enero, el sistema ha abonado 9,8 millones de pensiones. De ellas, el 62% corresponde a prestaciones de jubilación. Con la evolución de los últimos años, el siguiente paso, el de saltar de los 10 millones de pensiones, no llegaría hasta 2021. Pero llegará.  

A LA ESPERA DE LA REFORMA 

Más allá de considerar que se tratan solo de cifras redondas, de simples anécdotas, lo relevante es lo que evidencian. Y no es otra cosa que la creciente presión que la Seguridad Social soporta para abonar las prestaciones mes tras mes. Más pensiones y más altas para nutrir el importe de la nómina tota. Con un factor añadido: y durante más tiempo por la mayor longevidad

Esta combinación -más pensiones, más altas, durante más tiempo- es el que obliga a España a acometer una reforma que refuerce la sostenibilidad del sistema, con el objetivo de que no se ponga en duda el pago de las prestaciones, y su suficiencia, para que los pensionistas cobren unas prestaciones adecuadas. 

De todo es muy consciente el nuevo ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Durante sus años como presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), subrayó la necesidad de afrontar estas reformas sin demora. Proponía una reforma de la Seguridad Social, para ‘limpiarla’ de otros gastos y centrarla en las pensiones, así como la introducción de mecanismos orientados a retrasar la edad real de jubilación y ampliar el cómputo de los años que se tienen en cuenta para el cálculo de la pensión

El diagnóstico, por tanto, parece claro. Pero ahora hace falta aterrizarlo. Mientras tanto, las pensiones van devorando 'números redondos'. Y engordando con ello la presión sobre la Seguridad Social.